Deportes

El Náxara, ante su primer ‘match ball’ por la permanencia

Foto: Náxara CD/Carmelo Betolaza

A la Segunda RFEF le quedan solo cuatro jornadas para su conclusión y las noticias son dispares para los equipos riojanos. El Racing Rioja se encuentra en plena batalla por el playoff, la UD Logroñés Promesas quiere eludir la promoción de descenso y el Náxara, en una situación agónica, espera aplazar su descenso al menos una jornada más.

El cuadro de La Salera cuenta con 26 puntos y es decimoquinto. A falta de doce puntos en juego, se sitúa diez por debajo de la promoción de descenso (Laredo, 36) y a doce de la permanencia, marcada por la UD Logroñés Promesas (38). Virtualmente, la situación ya no tiene solución a menos que se dé una gigantesca carambola: que el Náxara gane todo a final de temporada y que ninguno de sus rivales llegue a 39 puntos. Este número es imposible de alcanzar por los de Nacho Ruiz Cadirat, que como máximo pueden sumar 38.

Los blanquiazules reciben al Arenas de Getxo (sábado, 18 horas) y según el resultado que obtengan, podrían certificar su condición de equipo de Tercera para la próxima temporada:

– Si el Náxara pierde, el descenso será matemático, independientemente de lo que ocurra.
– Si el Náxara empata, también será oficial si el Laredo puntúa.
– Si el Náxara gana, bajará de categoría si el Laredo gana, la UD Logroñés puntúa y la Mutilvera hace lo propio. Todos los equipos sumarían así 39 puntos, eliminando a los riojanos de toda posibilidad.

Subir