La Rioja

CCOO pide diálogo con Gobierno y empresarios para paliar la crisis

El secretario general de CCOO en La Rioja, Jorge Ruano, ha reclamado diálogo y negociación con Gobierno regional y sindicatos para paliar los efectos de la guerra y de los precios energéticos para las familias.

Ruano ha aludido este martes a las medidas presentadas por el Gobierno de La Rioja en una reunión extraordinaria del Consejo de Diálogo Social, y también sobre las posiciones planteadas por la patronal riojana.

Unas medidas complementarias a las «escasas» del Gobierno central «pero en cualquier caso necesarias» ante la escalada de precios de la energía y de los alimentos «que están afectando de manera muy importante a todos los sectores y a toda la población y en especial aquellas personas más vulnerables», ha dicho.

Cree que «muchas familias que van a tener que hacer recortes en su día a día» e, incluso, «hay quienes van a tener que elegir entre comer, o pagar el alquiler o la luz» y «a esas personas a las que tenemos que atender de manera prioritaria».

También «hay empresas que van a tener que reducir sus márgenes y otras que por su tamaño o actividad no tienen capacidad para hacerlo y están en riesgo, y por lo tanto hay que atenderlas para evitar la pérdida de tejido productivo y de empleo».

En esa situación creen que la ayuda complementaria al desempleo planteadas por el Gobierno regional «puede que no sea la más eficaz para la situación actual, más si tenemos en cuenta que el proceso de tramitación, solicitud y cobro de las ayudas se demora varios meses».

CCOO comparte la necesidad de incrementar las cuantías que quienes perciben la renta de Ciudadanía y el Ingreso Mínimo Vital «pero la cuestión son las personas han quedado fuera de la protección social de estos ingresos y de aquellas personas que estaban en el límite y que ahora se encuentran en situación de necesidad».

Por ello es necesario «establecer procedimientos extraordinarios para ayudarles, como se ha hecho en otros casos, de lo contrario el procedimiento burocrático actual los dejará sin cobertura durante meses» y para abordar de manera conjunta estas cuestiones «es urgente la convocatoria del Consejo de Servicios Sociales y de la Comisión de seguimiento de la Renta Ciudadana, que no se reúne desde hace un año».

Avalan la congelación y reducción de los precios del transporte público y en lo que se refiere a las empresas reclaman un espacio de negociación de manera urgente.

En este sentido piden al Gobierno regional «articular fórmulas para la revisión de los contratos públicos, no solo de las obras, sino de prestación de servicios que se vean afectados de manera importante por los incrementos de los precios de la energía, y que pueden poner en riesgo la prestación del servicio y la calidad del mismo» en especial los que se prestan a las personas más vulnerables o dependientes.

Ruano ha hecho especial mención a la patronal riojana que «parece instalada en decir que no es el momento” tanto «de subir salarios como de hablar de igualdad».

Ha recordado a los empresarios que los impuestos «sirven para financiar inversiones, programas y ayudas reclamadas por la patronal, antes, durante y después de la pandemia» y «las bajadas de impuestos no solo disminuyen la capacidad del estado de corregir los desequilibrios, sino que en los casos que nos ocupan son ineficaces».

«La bajada de impuestos nunca deja el dinero en los bolsillos de los ciudadanos, lo deja en los bolsillos de los que más tienen, como ha sucedido con las eléctricas, que no han sufrido ni un reproche desde la patronal, que tampoco se queja de quienes deben vender o prestar servicios a pérdidas».

Ruano ha abogado por un Pacto de Rentas y ha instado al Gobierno regional a abrir los espacios de diálogo y negociación necesarios para abordar esta nueva situación, al tiempo que pide que la patronal «abandone discursos maximalistas, trate de buscar soluciones para mantener y mejorar el tejido productivo y el empleo en La Rioja».

Subir