La Rioja

Le piden 8 años por eludir la orden de alejamiento e intentar un asesinato

El fiscal pide 8 años de prisión para un hombre al que la Audiencia Provincial de Logroño juzgará el próximo miércoles como presunto autor de un delito de asesinato en grado de tentativa y quebrantamiento de condena, ya que no podía acercarse a la víctima por otro procedimiento anterior.

Según explica el escrito de la Fiscalía, el acusado, con antecedentes por delitos de violencia familiar, quebrantamiento y atentado, tenía impuesto el alejamiento de una persona de Logroño, o de su lugar de trabajo, desde el 7 de mayo del pasado año, pero el 26 de ese mes se presentó en el centro deportivo en el que trabaja la víctima y entró en el mismo, cubierto con una capucha para evitar ser reconocido.

En ese mismo momento, al reconocerlo, la víctima le advirtió que no podía estar en ese lugar; entonces, sin solución de continuidad y de forma sorpresiva, el acusado se abalanzó sobre la víctima, que intentó defenderse y ambos cayeron al suelo. Durante el forcejeo, explica el fiscal, el acusado extrajo parcialmente de entre sus ropas un cuchillo que portaba previamente e intentó clavárselo a la víctima, «conociendo y queriendo que podía causarle la muerte», aunque esto fue evitado por la intervención de otros trabajadores del lugar que lograron reducir al acusado.

Mientras agredía a la víctima, el acusado se dirigió a este hombre diciéndole reiteradamente «he venido a matarte, te voy a matar a ti y a tu familia y lo sabes» y «seis meses más me dan igual».

La víctima sufrió una contusión en la cabeza, con cefalea, dolor en brazo derecho y región lumbar izquierda; lesiones de las que tardó en curar cinco días «y sufrió un gran impacto emocional por los hechos ocurridos».

El fiscal especifica que el acusado padece un trastorno mixto de la personalidad y un consumo abusivo de alcohol y cannabis, aunque no consta que actuara en estos hechos bajo la influencia de sustancias tóxicas. Estos hechos suponen para la acusación un delito de asesinato en grado de tentativa, otro de quebrantamiento de medida cautelar, en el que concurre la circunstancia agravante de reincidencia.

Por ello piden para el acusado una pena de 8 años de prisión, alejamiento de la víctima y su centro de trabajo de 15 años, una multa de 4.800 euros y una indemnización a la víctima de 4.000 euros, además de abonar el coste de la asistencia médica.

Subir