El astro

Jornadas de cielos despejados, heladas y mucho frío, sobre todo por la noche

La ausencia casi total de nubes en el cielo hará caer las temperaturas en picado durante los próximos días, con mínimas que rondarán los -10 grados bajo cero en algunas zonas, sobre todo durante la noche, acompañadas de fuertes heladas y máximas que también bajan excepto en los archipiélagos y la cornisa Cantábrica.

«Toca abrigarse, sacar las bufandas y los guantes especialmente durante las primeras horas del día» es la recomendación que hace Beatriz Hervella, portavoz de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) a la vista de las previsiones de frío intenso para los próximos tres días que pondrán en alerta a muchas provincias, especialmente en el nordeste del país.

El origen de esta bajada brusca de los termómetros lo sitúa la Aemet en la influencia de un anticiclón que ahora mismo está centrado al suroeste de las islas británicas y que irá avanzando progresivamente hasta el este, hasta posicionarse en el Mar del Norte mañana jueves.

Según ha explicado Hervella, ese anticiclón actuará durante los próximos días «como barrera, impidiendo que las borrascas puedan circular por el centro Europa e incluyendo a España dentro de su área de protección».

El resultado es una situación de altas presiones que, en general, trae consigo cielos bastante despejados y sin nubes por la noche, «donde el calor que emite la tierra en cuanto deja de estar calentada por el sol se pierde y por eso los días anticiclónicos suelen presentar temperaturas mínimas muy bajas», ha indicado la portavoz de la Aemet.

Esta situación ha hecho que hoy miércoles se activara la alerta amarilla (riesgo) por mínimas extremas en buena parte del Pirineo catalán y oscense así como en el Sistema Ibérico, la mitad este peninsular y en zonas altas donde ha helado con intensidad esta madrugada.

Como ejemplo, Hervella ha destacado entre las temperaturas mínimas de esta jornada los -9,8 grados de Albarracín (Teruel), los -4,5 de Lleida o los -4 grados que han marcado los termómetros en Zaragoza y León.

Ha indicado que en este día también descenderán las máximas de forma generalizada y a todo ello ha añadido el aviso de viento de levante fuerte en el Estrecho y los avisos costeros en ese área.

Durante la jornada de hoy los cielos estarán en general despejados aunque con intervalos nubosos en el área mediterránea, donde no se descartan algunas precipitaciones débiles y dispersas, mas probables en el litoral de la mitad sur peninsular, mientras que en Canarias hay posibilidad de calimas ligeras.

Respecto a la previsión para mañana jueves, Hervella ha señalado que «será un día de bufandas», de frio intenso con mínimas que de nuevo volverán a bajar «de forma bastante generalizada» y que arrojarán valores negativos en casi toda la mitad norte peninsular.

Para mañana se esperan mínimas de -5 grados en Burgos o en León o de -4 en Vitoria o Guadalajara mientras que es previsible que también caigan las máximas en todo el país, excepto en la cornisa Cantábrica y en ambos archipiélagos.De nuevo soplará levante fuerte en el Estrecho dejando rachas de hasta 80 kilómetros por hora y mala mar.

En tierra lo más destacado volverán a ser las bajas temperaturas nocturnas y las heladas intensas en el interior, norte y este peninsular que activarán los avisos amarillos por mínimas extremas en las mismas zonas que lo han hecho este miércoles y en áreas aledañas.

De nuevo mañana habrá precipitaciones débiles a orillas del Mediterráneo en la mitad sur peninsular, pero en el resto habrá pocas nubes. La Aemet espera que esta previsión se repita durante el viernes y sábado próximos mientras que el domingo 16 la situación podría cambiar y crecer la nubosidad en el noroeste, al tiempo que aumentará la inestabilidad en el Mediterráneo.

Subir