Empresas

Flower Farm, la boutique del CBD, llega a Logroño

El CBD está de moda. ¿El CB… qué? Desconocido para muchos, pero cada día con más fieles y adeptos, este compuesto es una sustancia no psicoactiva que se encuentra en el cáñamo, siendo el cannabinoide natural más estudiado debido a su gran potencial terapéutico.

Flower Farm es una empresa especializada en producir y distribuir productos con alto contenido en CBD y ha llegado a Logroño de la mano de Mónica. «Empezamos como usuarios y nos ha convencido tanto el enfoque de la tienda como el producto, así que decidimos abrir una aquí, en Avenida de Portugal, 28».

El desconocimiento sigue frenando el uso de esta sustancia «completamente legal sobre la que falta una labor pedagógica fundamental». Y es que, desde Flower Farm Logroño, aclaran que todavía mucha gente, al oír hablar de cannabis, lo relacionan con el cannabinoide THC o tetrahidrocannabinol, que es el responsable de los efectos psicotrópicos, «esos que te alteran el estado de conciencia y afectan a tu mente».

Sin embargo, el CBD «actúa de contrapeso y ejerce la función exactamente contraria: relaja y elimina la ansiedad». Y lo más importante, no tiene ningún efecto secundario ni provoca adicción. «No es una droga, y no porque lo digamos nosotros. Lo dice, por ejemplo, el Comité Olímpico Internacional, que ha declarado que es una sustancia no adictiva que los atletas pueden utilizar y pasar el control antidoping sin problema».

Actualmente, la legislación es estricta en España y no se puede vender nada que tenga más de un 0,2 por ciento de THC, «y nosotros lo que comercializamos son productos con THC nulo o por debajo del 0,2».

Línea de productos

La marca Flower Farm destaca por ser una de las principales del mercado español, por comercializar productos de máxima calidad y por sus diseños, tanto en tiendas como en todos sus packaging. Ofrece productos cien por cien naturales, libres de pesticidas, herbicidas y sustancias OGM, y para asegurar la máxima calidad de sus productos son producidos con la tecnología más avanzada.

En sus boutiques se pueden adquirir productos ricos en CBD, como aceite, flores, hash, pomada o vaporizadores, que tienen propiedades ansiolíticas, antiinflamatorias, analgésicas y «un largo etcétera que ayudan a aliviar el dolor, la inflamación, la ansiedad y problemas de insomnio». Eso sí, «al no ser médicos, siempre recomendamos acudir a un médico antes de iniciar cualquier tratamiento con CBD».

Mónica opta por la transparencia en todo momento. «Aquí probamos en nuestras propias carnes el producto para confirmar todo lo bueno que se dice de él». La encargada hace alusión a un problema de psoriasis de su pareja, que, tras 20 años de tratamiento convencional con pomadas, «está desapareciendo tras tan solo 15 días con el aceite de CBD».

Y no solo para el ser humano. Los animales también cuentan con un sistema endocannabinoide, encargado de procesar el CBD, con receptores que responden al cannabis medicinal de forma similar a la que lo hacen los humanos. Aún queda mucho por investigar sobre los efectos del cannabis medicinal en las mascotas, pero «funciona de maravilla, sobre todo en perros y gatos, para aliviar el dolor, combatir la ansiedad, detener convulsiones o estimular el apetito y otras patologías».

La mayoría de las personas se preguntan cuánto tiempo lleva sentir los efectos después de tomar CBD. «Como todo, depende de la persona y su afección, pero, teniendo en cuenta que no existe la sobredosis de CBD y está comprobado que no crea adicción, el secreto está en la concentración de cada producto, que puede ir desde el 5 hasta el 60 por ciento».

Flower Farm tiene sus puertas abiertas cada día para que las personas que conocen este mundo prueben una referencia nueva cuya distinción es la calidad del producto y la competitividad de los precios. Y para los que no lo conocen, «se acerquen por nuestra tienda para explicarles encantados todas las posibilidades que se abren en este universo», concluye Mónica.

Subir