La Rioja

«Los desbordamientos del Ebro son la lógica consecuencia de una política errónea»

«Con esta nueva avenida del Ebro a su paso entre La Rioja y Navarra, se pone una vez más de manifiesto el fracaso del modelo de gestión que la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE) puso en marcha en la década de los sesenta mediante la construcción de escolleras y defensas pegadas al cauce del río en estiaje, que han dejado al río más caudaloso de España encorsetado y encajonado en un minúsculo cauce en la mayor parte de los lugares a su paso entre La Rioja y Navarra». Así de rotundos se han mostrado este domingo desde Ecologistas en Acción de La Rioja.

La asociación ecologista ha explicado que, por este motivo, y no por ningún otro, en épocas de avenida el río se desborda y causa grandes daños al reventar las defensas o sobrepasarlas anegando miles de hectáreas de cultivos. «Es absurdo pretender que un río con el volumen alcanzado por el Ebro esta última crecida pueda sujetarse y ceñirse al canal en el que han convertido al cauce natural del Río en algunos tramos».

«Absurdo es todavía más que afirmen que la culpa del desbordamiento la tienen las gravas o la vegetación, como si por cambiar gravas de sitio o cortar los escasos reductos de vegetación ribereña fuera la solución para permitir el paso sin hacer daños de más 2.000 metros cúbicos por segundo por ‘una canalera’, que es en lo que han convertido el río en algunos tramos», han añadido desde la organización.

Por ello, han apuntado como «necesario» el «dejarse de supercherías y discursos tan irreales como simplistas». Su objetivo es ampliar el cauce y naturalizarlo. «Es la única solución para evitar inundaciones y daños en los cultivos».

Ecologistas en Acción de La Rioja ha solicitado a la Confederación Hidrográfica del Ebro, y a los Gobiernos de La Rioja y Navarra que se pongan de forma inmediata en la tarea de diseñar un retranqueo generalizado de las actuales defensas del Ebro a su paso por La Rioja y Navarra, para darle mayor anchura, algo que ya se está haciendo en el Norte de Europa y en algunas partes minúsculas del propio Ebro dentro del proyecto «Ebro Resilent» .

«Con esta política de gestión del río se garantizaría que nunca más vuelva a desbordarse y que dispone de un cauce lo suficientemente ancho para no tener que estar año sí año también dilapidando decenas de millones de Euros del dinero de todos. Es el momento de demoler las defensas del Río a su paso entre La Rioja y Navarra y retranquearlas hasta dejar espacio suficiente», han apuntado.

Por último, Ecologistas en Acción ha propuesto un nuevo trazado de defensas entre Logroño y Castejón de Ebro, «que solucionaría para siempre el problema de las inundaciones del Ebro y los daños a la economía». «Un sistema que permitiría el paso sin problemas de incluso avenidas con el doble de flujo que la última. Es ya el momento de solucionar el problema», han finalizado.

Subir