La Rioja

La futura Ley de Biodiversidad ofrecerá más protección a espacios y fauna

La transversalidad de la conservación del medio ambiente y la mayor protección a los espacios y las especies protegidas, ejes clave en el borrador de la Ley de Biodiversidad y Patrimonio Natural de La Rioja, del que el consejero de Sostenibilidad y Transición Ecológica, Alex Dorado, ha informado al Consejo Asesor del Medio Ambiente.

La Ley, ha detallado el consejero, pretende preservar los espacios naturales y la biodiversidad desde un enfoque integral de patrimonio natural, mejorar la coordinación entre los diferentes niveles administrativos encargados de su gestión, integrarse con otras políticas sectoriales de forma que sea tenida en cuenta de forma transversal, y poner en valor los servicios que nos prestan los ecosistemas.

Así, ha proseguido, «la Ley de Biodiversidad y Patrimonio Natural tiene por objetivo la reformulación de los espacios naturales protegidos, la nueva catalogación de especies protegidas y el inventariado de especies invasoras y otras amenazas a la biodiversidad, y también el establecimiento de una estrategia integral de conservación para suplir la falta de planificación existente hasta la fecha en esta área fundamental”.

El proyecto de texto se ha publicado este jueves en el Portal de Transparencia, con el de mantenerse en exposición pública hasta el 18 de enero y recibir aportaciones. La Ley incluye elementos sobre estadística, ordenación del territorio, urbanismo e infraestructura verde urbana, actividades agropecuarias, actividades forestales, cinegéticas y piscícola, instalaciones de energía y actividades extractivas.

Las entidades locales deberán asegurar, como principio rector de su acción, la existencia de infraestructura verde urbana y su preservación en grado suficiente como para contribuir al mantenimiento de la biodiversidad local, a la mitigación del cambio climático y al cuidado de la salud de la ciudadanía.

Además, el tratamiento de zonas verdes, arbolado urbano por parte de las entidades locales o cualquier otra administración pública de La Rioja se realizará de forma prioritaria evitando los productos fitosanitarios y herbicidas de origen químico e industrial, y se prohíbe el uso de glifosato en el tratamiento de infraestructura verde urbana.

La nueva legislación también propone que las consejerías competentes en materia de medio ambiente y agricultura elaboren un Catálogo de Buenas Prácticas Agrarias, desde el punto de vista de su compatibilidad con la conservación del patrimonio natural, con especial relevancia en prácticas de pastoreo extensivo ligados a la conservación de hábitats de pastizal, a los sistemas y prácticas agrícolas que permiten la presencia de avifauna esteparia, los sistemas agrosilvopastorales, la viticultura regenerativa, la huerta regenerativa y a las dehesas.

En otros aspectos, como la planificación de nuevas infraestructuras en la Comunidad Autónoma de La Rioja, deberá tenerse en cuenta la afección a la biodiversidad, especialmente, a la fauna silvestre y a la fragmentación de los ecosistemas, así como la afección al patrimonio geológico y paleontológico.

En materia de energía, las nuevas líneas eléctricas de alta tensión de energía, así como la ampliación o modificación de las ya existentes, se diseñarán de manera que se minimicen los riesgos de electrocución y colisión para la avifauna y otras especies, al mismo tiempo que se reduzcan los daños potenciales sobre el patrimonio geológico y paleontológico.

La Ley actualiza la Red de Espacios Protegidos de La Rioja con la incorporación de zonas como, por ejemplo, las Áreas Naturales Singulares para la Protección de Polinizadores, con el fin de dar una protección específica a este tipo de animales en declive tan importantes para el mantenimiento de nuestra agricultura.

Además, también se incluyen los Lugares de Interés Geológico como espacios naturales y se propone crear microrreservas, que son áreas de reducida extensión que contienen hábitats en peligro de desaparición o constituyen parte del hábitat de especies de flora y fauna amenazadas por lo que es importante su protección.

Se plantea crear espacios naturales locales, espacios de interés local que, por sus singularidades, sean merecedores de algún tipo de protección de sus valores naturales a nivel local; y se creará la Red de Zonas Naturales de Interés Especial constituida por el conjunto de elementos singulares como las vías pecuarias, los Montes de Utilidad Pública, la mayoría de figuras de la Directriz de Suelo No Urbanizable de La Rioja y las zonas incluidas en el ámbito de aplicación de los planes de gestión de especies amenazadas.

La protección de especies silvestres de fauna y flora trata de garantizar la conservación de la biodiversidad, atendiendo preferentemente a la preservación de sus hábitats y estableciendo regímenes específicos de protección para aquellas especies silvestres cuya situación así lo requiera, incluyéndolas en el Listado Riojano de Especies Silvestres en Régimen de Protección Especial o en el Catálogo Riojano de Especias Amenazadas.

Como novedad, se refuerza la protección de las especies con la creación, por primera vez en La Rioja, del Listado Riojano de Especies Silvestres en Régimen de Protección Especial que incluirá ejemplares y poblaciones que sean merecedoras de una atención y cuidado particular en función de su valor científico, ecológico, cultural, por su singularidad, rareza, o grado de amenaza.

De igual modo, se plantea la creación del Listado de Especies Extinguidas de La Rioja como un marco para la reintroducción de especies; y se propone el desarrollo de un Catálogo de Especies Exóticas, en el que todo ciudadanos o entidad puede proponer una especie como invasora.

Subir