La Rioja

Lafuente: “Estamos ansiosos por contratar y estamos buscando debajo de las piedras”

El gerente del SERIS, Alberto Lafuente, hace balance del estado de la sanidad en La Rioja cuando la sexta ola de COVID-19 golpea con más fuerza la región. La falta de profesionales sanitarios, las nuevas Ofertas Públicas de Empleo (OPE) y los nuevos planes estratégicos son algunos de los temas que no se pueden dejar pasar en una conversación con él. Asegura, a diferencia de otras comunidades, que todo el personal contratado durante la pandemia seguirá en La Rioja a partir del próximo 1 de enero.

– ¿Cómo está la Salud riojana en cuanto a profesionales?

– La Rioja, como todo el país, tiene déficit de profesionales. Sobre todo, médicos, aunque ya empezamos a tener también de enfermería. En 2021 hemos ampliado la plantilla en unos 340 profesionales y la vamos a seguir aumentando según las necesidades. El verdadero talón de Aquiles son los médicos. Para intentar paliar ese problema, poco a poco estamos intentando atraer cada vez a más profesionales. Se está haciendo una labor bestial desde la Atención Primaria que es donde más déficit hay.

Además de mejorar las condiciones laborales, lo que realizamos es un proyecto que atraiga al profesional, que eso también es importante. Hay déficit, pero se está intentando subsanar. El proyecto se basa en el plan estratégico, donde queremos potenciar el tema de investigación, docencia e innovación, que eso también estimula mucho. Estamos mejor que otras muchas comunidades. Sobre todo, de las de alrededor de las que tanto se habla. Están viniendo profesionales de ellas, especialmente de Navarra, y estamos mejorando sus condiciones. Poco a poco, pero lo estamos haciendo.

– ¿Es en el ámbito de la Atención Primaria donde más cuesta atraer a los profesionales de otras comunidades?

– No siempre, estamos sacando muchas Ofertas Públicas de Empleo, que eso dé estabilidad al profesional. Hemos sacado un total de 280 plazas de OPE y nos quedan por sacar otras 210. De médicos de familia hemos sacado casi 90. Algunas son de estabilización, de gente que ya estaba de interinos y otros son de nueva creación. De hecho, en la primera OPE de médicos de familia vinieron bastantes nuevos y eso nos ha ayudado.

En hospital hemos sacado 76 en diferentes especialidades, en pediatría hemos sacado cinco y están pendientes de coger plaza. Estamos sacando las plazas de la OPE de 2018 porque teníamos una estructura muy debilitada. Enfermería es otro tema muy importante y hemos sacado también 102 plazas. Estos pilares van a hacer que seamos atractivos.

– ¿Cuántos sanitarios se contrataron a raíz de la pandemia? ¿Cuántos quedan y cuantos van a quedar a partir del 1 de enero de 2022?

– Tenemos la suerte de que el número es fácil. Nos vamos a quedar con todos los sanitarios contratados en pandemia menos con las once personas que trabajaron a pesar de haberse jubilado con anterioridad. Pero es que no sólo es eso, es que hemos creado plazas nuevas en este año. Se han creado 281 plazas nuevas en 2021. Lo hemos hecho en silencio porque creemos que nuestra labor es trabajar de esa manera. A algunos los vamos a tener que reubicar, pero no vamos a prescindir de nadie. Desde el principio lo teníamos muy claro.

– Sin embargo, la Atención Primaria sigue saliendo a la calle y sus reivindicaciones son reales.

– Atención Primaria es como un coche de Fórmula 1. Vas a 200 kilómetros por hora, pero tienes que parar a cambiar las ruedas. Teníamos un déficit de personal muy importante. Teníamos una muy mala planificación de las jubilaciones y una muy mala planificación de las plazas MIR. Teníamos 20 plazas MIR y ha habido años que han sacado 12 plazas. Ahora hemos ampliado a 22 plazas MIR y vamos a seguir ampliando, pero estos frutos se verán a cuatro años.

La OMS ya advirtió de que iba a haber una segunda ola post COVID con todas esas cosas que se quedaron atrás. Hay que adaptar la Atención Primaria. Hay que adaptar la digitalización y tenemos que quitar la burocracia a los profesionales. Hemos contratado a gente para hacer recetas, bajas y esto se irá viendo. También tenemos que potenciar la gestión de la demanda: aquellos pacientes que no puedan acudir ver cómo los podemos atender.

Tal vez la forma de ver la Atención Primaria la tenemos que afrontar de otra forma y para eso necesitamos la ayuda de la gente. Aquí, por ejemplo, a la Atención Primaria le hemos quitado el rastreo, que en otras comunidades no lo han hecho. Los seguimientos leves también estamos intentando quitárselos.

– ¿El presupuesto de Atención Primaria ha aumentado?

– Hemos aumentado el presupuesto en un 52 por ciento desde 2019 en Atención Primaria, pero es que lo que necesitamos son profesionales y este es un mal a nivel nacional.

– ¿Cuántos sanitarios nos faltan en La Rioja en estos momentos?

– Depende de lo que queramos poner en cada sitio. Depende de si queremos poner cada vez más profesionales o ir centralizando. En Atención Primaria podrían ser entre 30 y 50 para mantener el sistema actual. Pero es claro que se necesita gente, también en los hospitales para que bajen las listas de espera. Estamos ansiosos por contratar y los estamos buscando de debajo de las piedras, pero es que hay muy pocos.

Anestesistas, pediatría y médicos de familia son las especialidades que más déficit van a tener de cara a 2030. Hay que conseguir sacar a más médicos de esas especialidades. Tenemos dos cuellos de botella: uno en las facultades y otro en el MIR. Son dos ministerios distintos con dos cuellos de botella distintos. No se ha tenido en cuenta que la Salud cada vez hace más cosas y que cada vez se necesitan más profesionales.

– ¿Cuándo llegarán los pediatras de estas cinco OPE a sus centros de Salud?

– Ahora van a elegir sus plazas, tienen luego un mes para incorporarse… en enero creemos que pueden estar seguro.

– ¿Qué problema tiene el servicio de ginecología de Calahorra?

– Desde aquí estamos intentando ayudar todo lo que podemos e incluso han ido algunos profesionales de aquí en momentos puntuales. Se ha contratado una plaza y media. Esto nos dice que la integración es fundamental. Los hospitales comarcales son más difíciles de cubrir porque es más difícil motivarlos. Podemos asegurar que van a dar a luz en La Rioja. Hay que tener en cuenta que en otras comunidades hay hora y media para llegar a algunos hospitales.

– ¿Cómo se encuentra el Plan de Atención Continuada que se presentó en verano?

– Ahora se ha hecho el Plan Estratégico de Atención Primaria y se irán desarrollando el resto. La gente de Atención Primaria está trabajando en ello y lo va a hacer con los profesionales en los planes específicos. El Plan de Agenda ya está en marcha y se irán realizando los siguientes. La idea es contar siempre con los profesionales y hay que agredecerles que participen en ellos que supone un sobre esfuerzo para ellos.

– En el CARPA, los profesionales se quejan de que cuando falta personal se quita el servicio y no se están haciendo domicilios por falta de profesionales.

– Ha habido días que sí. Pero aquí cuentas con el hospital, se manda una ambulancia y se deriva. Volvemos a los mismo: la falta de profesionales. Nosotros ya tenemos una planificación de qué sanitarios se jubilan hasta 2028, algo que no se estaba haciendo hasta ahora. Pero no podemos pretender que vengan 300 profesionales de un día para otro. Hay que trabajar con planificación y no podemos estar tapando agujeros cada día.

– Las estadísticas en La Rioja pueden ser un poco ‘tramposas’ al ser una comunidad tan pequeña, pero choca que la presión en UCI sea tan alta siempre.

– Nosotros partíamos de 17 camas. Ahora tenemos 42 para siempre. Es verdad que nosotros trabajamos con las cifras de las camas UCI reales, no con las que podemos llegar a tener. No sabemos como lo están haciendo el resto de las comunidades.

– ¿El personal ha crecido en UCI en la misma proporción que las camas o se esta cubriendo con el mismo?

– El personal ha crecido. Hay más intensivistas, más enfermeras, más fisios, más anestesistas… No solo para la UVI sino para todo lo que supone un sistema que teníamos infradotados. Creo que las UCI están funcionando muy bien. Estamos trabajando con modelos predictivos que nos ayudan a adaptar el sistema en función de lo que va a venir. No es inteligencia artificial, pero casi. En urgencias también estamos empezando con sistemas predictivos. Estamos empezando pero acierta bastante. Creo que a veces no somos conscientes de transmitir todo lo que estamos haciendo.

Subir