Educación

Educación plantea una EBAU más flexible durante los dos próximos años

El Ministerio de Educación ha propuesto a las comunidades autónomas mantener durante este curso académico y el siguiente la fórmula utilizada el año anterior en la prueba de acceso a la universidad, más flexible para los estudiantes.

El borrador de EVAU-EBAU para los cursos 21-22 y 22-23 se envió hace unos días a los gobiernos regionales y al Consejo Escolar del Estado, que lo verá, junto al anteproyecto de real decreto de enseñanzas mínimas de Bachillerato, en su reunión del próximo 21 de diciembre.

La propuesta del Ministerio de Pilar Alegría es mantener el examen de Selectividad igual que el año pasado, al considerarse que los alumnos han tenido dos cursos especiales como consecuencia de la pandemia. Por tanto, se mantendrá «la excepcionalidad» en las pruebas de acceso a la universidad durante este curso y el siguiente. De esta manera, habrá una única prueba con más preguntas a escoger por parte del alumno que sustituye al modelo ‘pre-COVID’ de doble opción para elegir y desarrollar una de ellas.

Para la prueba de acceso a la Universidad en 2024, tal y como establece la última ley de educación (Lomloe), habrá un nuevo modelo de examen, una cuestión en la que ya han empezado a trabajar los ministerios de Universidades y Educación junto a los rectores.

Al examen con un suspenso

Este año, la principal novedad será que los alumnos de 2º de Bachillerato se podrán presentar a la EBAU con una materia suspensa, gracias al cambio introducido en el recién aprobado real decreto de evaluación, promoción y titulación del Ministerio de Educación. Aunque para ello deberán cumplir una serie de condiciones, como haber obtenido una nota media de 5, haber acudido a clase con asiduidad y haberse presentado a los exámenes.

Con el mantenimiento del modelo del último curso, la EBAU versará sobre las materias generales del bloque de asignaturas troncales de segundo curso de Bachillerato de la modalidad elegida para la prueba y, en su caso, de la asignatura de Lengua Cooficial y Literatura.

La calificación para el acceso a la universidad se calcula ponderando un 40 % la calificación de la prueba y un 60 % la calificación final de la etapa. Se entenderá que se reúnen los requisitos de acceso cuando el resultado de esta ponderación sea igual o superior a 5 puntos.

Superar la EBAU, a la que se presentaron el año pasado más de 200.000 jóvenes en España (casi 1.500 de ellos, riojanos), tiene validez indefinida. La prueba se divide en dos fases: la general (lengua y literatura, lengua extranjera, historia y una asignatura troncal según la modalidad de Bachillerato cursada) y la específica o voluntaria, donde se pueden hacer un máximo de cuatro exámenes.

Subir