Deportes

El BM Logroño despide la competición europea hasta 2022 con una final

El BM Logroño La Rioja juega este martes su último partido de 2021 en casa, también el último del año en la Liga Europea con una auténtica final ante el Pays D’Aix francés, que es la gran sorpresa del grupo, por lo negativo, ya que es último y si pierde este encuentro casi estará descartado para pasar a la siguiente fase.

Cuando se sorteó la fase de grupos de la Liga Europea el BM Logroño contaba con jugarse una de las cuatro primeras plazas con otros tres rivales, pero daba casi por seguro que Magdeburgo y Pays D’Aix tendrían las otras dos para pasar de fase.

Pero tras cinco jornadas, el rendimiento del equipo francés ha sido más que discreto y marcha último de grupo con un solo punto, lo que le obliga a ganar este martes a la espera de llegar más entonado a febrero.

En cualquier caso, su situación actual no es acorde con un equipo que marcha tercero en la liga francesa, empatado con el segundo, y que tiene en su plantilla a internacionales galos (Pardin, Accambray, Claire, Koman o Lagarde), a otros jugadores “curtidos”, como el español Iñaki Peciña, y en el que destaca hasta el momento como goleador el joven islandés Kritjan Orm.

El equipo de Logroño también se juega mucho, ya que si suma una victoria se asentaría en la lucha por las cuatro primeras plazas y dejaría muy atrás, casi descartado, al equipo francés.

El Logroño tiene como principal “apoyo” el juego con el que llega al final de la primera parte de la temporada, asentado en un ritmo alto y resolutivo en ataque, según ha mostrado en sus últimos encuentros; de hecho, ha ofrecido esa imagen en sus tres últimos compromisos europeos, aunque ha tenido que con sumar un solo punto, eso sí, ante el todopoderoso Magdeburgo.

“La verdad es que al equipo no le puedo exigir más”, ha admitido a EFE su entrenador, Miguel Ángel Velasco, que ha destacado que “hemos dado la cara en todos los encuentros, aunque se pusieran difíciles” y “hemos logrado ser bastante regulares”.

Velasco ha admitido que “para los dos equipos este encuentro es una final” y también ha incidido en que “aunque se esperaba más de este rival, hay que tener en cuenta que tiene una gran plantilla y que se juega muchísimo”.
El equipo riojano llega al partido sin más bajas que la de Eduardo Cadarso, lesionado hace semanas y que no volverá a jugar hasta febrero.

Subir