La Rioja

Sensibilización logroñesa: «Ponte en mi lugar, no lo ocupes»

El Ayuntamiento de Logroño, en colaboración con CERMI-La Rioja y la Asociación La Rioja Sin Barreras, ha puesto en marcha la campaña ‘Ponte en mi lugar, no lo ocupes’ con el fin de sensibilizar y concienciar a la población sobre el correcto uso de las plazas destinadas a personas con movilidad reducida, tanto de aparcamiento y sus zonas de transferencia, como de los espacios que tienen reservados en los autobuses urbanos y en los que tienen prioridad.

El concejal de Servicios Sociales y Desarrollo Comunitario, Iván Reinares, ha presentado esta mañana la campaña de sensibilización para el correcto uso de las plazas reservadas a personas con movilidad reducida ‘Ponte en mi lugar, no lo ocupes’, puesta en marcha por el Ayuntamiento de Logroño en colaboración con CERMI-La Rioja y la Asociación La Rioja Sin Barreras. El edil ha estado acompañado de Belén González Herrero, miembro de la junta directiva del CERMI-La Rioja, y de Pedro Antonio García Ayala, integrante de la junta directiva de la Asociación La Rioja Sin Barreras, dos colectivos que han participado de forma muy activa en la elaboración de esta iniciativa.

Según ha explicado Reinares, el marco central de reflexión de la campaña es el correcto uso de las plazas de aparcamiento reservadas a personas con movilidad reducida, “tanto para las personas que portan la tarjeta de estacionamiento para discapacitados en sus vehículos, como para el resto de la población que realiza un uso indebido de estas plazas reservadas”.

Se trata de sensibilizar a la población en general “del perjuicio que se causa a una persona con movilidad reducida si se utilizan sus plazas de aparcamiento de forma indebida, además de denunciar los abusos de estacionamiento tanto de las personas sin tarjeta para estacionar como de las que la utilizan como no se debe”. Junto a ello, la campaña busca informar a la sociedad logroñesa “de la importancia del espacio de transferencia adyacente a la plaza para que una persona con dificultades de movilidad o usuario de silla de ruedas pueda descender y acceder a su vehículo”, ha señalado el edil.

De esta manera, con la campaña ‘Ponte en mi lugar, no lo ocupes’ se pretenden corregir las principales deficiencias constatadas en el correcto uso de las plazas de aparcamiento reservadas a personas con movilidad reducida, como es el estacionamiento de vehículos con tarjeta para personas con discapacidad, donde no viaja el interesado y propietario de la tarjeta y sin embargo se está utilizando.

También el estacionamiento o invasión del espacio de transferencia de la plaza reservada, por lo que se impide el acceso al vehículo estacionado en la plaza. Otra de las deficiencias detectadas es el uso indebido por parada corta o estacionamiento prolongado del vehículo sin la correspondiente tarjeta.

Además de que se corrijan estas situaciones, el objetivo de la campaña es igualmente informar de la preferencia de uso en los espacios reservados a personas con movilidad reducida en los autobuses urbanos de Logroño, donde tienen prioridad incluso cuando esos espacios están ocupados por una silla de niños, como establece la Ordenanza Municipal para la Accesibilidad Universal de Logroño.

Así, la iniciativa se focaliza en los dos tipos de plazas reservadas donde el correcto cumplimiento de la norma se ve más comprometido, por lo que se centra en las plazas de aparcamiento para personas con movilidad reducida y en los espacios destinados a estas personas en los autobuses urbanos.

Materiales de la campaña

Para lograr sus objetivos, la campaña consta de distintos materiales que se podrán ver en las calles de Logroño —algunos de los cuales se pondrán directamente a disposición de la ciudadanía, como trípticos informativos—. Contienen diferentes mensajes, que se acompañan del correspondiente grafismo: “Si haces un mal uso me perjudicas”, “respeta el espacio de acceso a mi vehículo” y “haz un buen uso y no un abuso”.

Entre esos materiales de la campaña, figuran placas que se colocarán por toda la ciudad en cien señales verticales de las plazas de aparcamiento reservadas a personas con movilidad reducida, donde se situarán alternativamente los tres citados mensajes. Está previsto que estas bandejas de mobiliario fijo se queden instaladas en las señales más allá del tiempo que dure la campaña de sensibilización y se baraja la posibilidad de implementarlas en todas las señalizaciones verticales de las plazas reservadas a personas con movilidad reducida.

Asimismo, dentro de esta campaña se colocarán diez tótems en plazas estratégicas de Logroño, además de distribuirse mil folletos informativos sobre esta iniciativa en los vehículos que estén estacionados en las plazas reservadas. La iniciativa también incluye el reparto de 4000 trípticos entre las asociaciones de personas con discapacidad, los servicios a la ciudadanía del Ayuntamiento de Logroño, el Centro de Valoración de la Discapacidad y las zonas básicas de salud, entre otros emplazamientos y colectivos.

Junto a ello, se enviará un correo postal con información de la campaña a los poseedores de la tarjeta de estacionamiento para personas con movilidad reducida, se colocarán diez mupis en distintas marquesinas de autobuses de la ciudad y se hará especial hincapié en los espacios de transferencia, debido a la importancia que tienen para las personas con movilidad reducida porque son estos espacios los que utilizan para descender y acceder a su vehículo. En los espacios de transferencia de dos plazas de aparcamiento reservadas a estas personas (en avenida de Portugal, 11, y en la calle Miguel Villanueva, en el mismo número) se pondrán de forma puntual dos lonas para advertir de la necesidad de respetar el citado espacio y de realizar un correcto uso de la plaza, así como del itinerario peatonal de acceso.

En cuanto a los espacios reservados en el transporte urbano, en los autobuses municipales se colocarán pegatinas de la campaña en el lugar destinado a los pasajeros usuarios de silla de ruedas para advertir de su preferencia en el uso del citado espacio, incluso cuando esté ocupado por una silla de niños.

Esta campaña de sensibilización y concienciación vendrá acompañada de distintas actuaciones de la Policía Local, que realizará una vigilancia específica para el cumplimiento del correcto uso de las tarjetas de aparcamiento en las plazas reservadas para personas con movilidad reducida, así como de los estacionamientos efectuados sin las correspondientes tarjetas.

Subir