La Rioja

Tres horas de negociación en Alberite con un atracador «violento» y «maltratador»

La Guardia Civil en La Rioja ha detenido a un “peligroso delincuente”, «violento» y “maltratador» en Alberite. Permaneció varias horas atrincherado en su vivienda, tras perpetrar un robo con violencia e intimidación.

El implicado en estos hechos (31 años) es un viejo conocido de la Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado. Cuenta con un amplio historial delictivo en Guardia Civil, Policía Nacional y Ertzaintza. Es un individuo «violento», «maltratador» y «proclive a la fuga». Suma en su haber numerosas detenciones por delitos contra el patrimonio, contra las personas y contra la administración de justicia.

En el momento de su detención portaba en el pie izquierdo una pulsera de control telemático de medidas y penas de alejamiento. Además, le figuraban sendas órdenes de alejamiento sobre tres víctimas de malos tratos y una prohibición de entrada a Logroño.

Los hechos ocurrieron el pasado viernes sobre las 7,20 horas. Todo empezó con un robo con violencia e intimidación perpetrado en una cafetería de Alberite. Un individuo accedió al interior del local con el rostro cubierto y armado con un cuchillo de grandes dimensiones.

Amenazó de muerte a la empleada y a la hija de esta de corta edad -4 años-, al tiempo que ordenaba que le diera todo el dinero y pertenencias. Por ello, se apropió de los billetes y monedas de la caja registradora, así como del dinero, teléfono, documentación y tarjetas de crédito de la trabajadora, sumando un total de 650 euros.

Las primeras labores de investigación llevadas a cabo por los agentes que acudieron al lugar y los datos aportados por la ciudadanía permitieron la plena identificación del presunto autor a los pocos minutos de producirse los hechos. Se había atrincherado en el interior de un domicilio y se negaba a salir del mismo. Acudieron entones al lugar varias dotaciones de refuerzo y el equipo de negociaciones. Este trató de convencerle para que se entregara durante más de tres horas.

Finalmente, ante el temor de que este individuo se autolesionara o agrediera a los agentes con el cuchillo con el que había perpetrado el atraco, la Unidad Funcional de Patrullas -especializada en este tipo de situaciones- llevó a cabo la entrada sorpresiva en el inmueble para proceder a la detención del atracador. Este opuso una fuerte resistencia para impedir que se materializara.

Tras negarse en reiteradas ocasiones a ser asistido por los servicios médicos, quedó a disposición de agentes del Puesto de Villamediana de Iregua para la instrucción de las diligencias. Una vez finalizadas fue puesto a disposición de la Autoridad Judicial. Decretó auto de ingreso en prisión provisional, comunicada y sin fianza.

Subir