La Rioja

El juez que sentenció a Almeida en 1998: «Siento rabia e impotencia»

El acusado de asesinar el pasado jueves a un niño de 9 años, Álex, en Lardero, permanece en dependencias de la Guardia Civil a la espera de pasar a disposición judicial en las próximas horas. No es la primera vez que Francisco Javier Almeida tendrá que declarar ante un juez, ya que en 1993 fue condenado por violar a una joven de 13 años y en 1998 por asesinar a una mujer en Logroño.

El magistrado encargado de sentenciarlo, entonces, ha afirmado que siente «rabia e impotencia» por lo sucedido en Lardero, ya que no puede parar de pensar «cómo estarán los padres del niño». Alfonso Santisteban, juez del Tribunal Superior de Justicia de La Rioja ya jubilado, ha recordado para Antena 3 aquel proceso judicial.

«Él estaba sereno, muy tranquilo, pero perdió los nervios en unas alegaciones de la fiscal, que eran duras», ha señalado, especificando que, salvo por ese detalle, «era como que aquello no iba con él». También ha recordado que hace 23 años los informes forenses no concluyeron que Almeida sufriera ninguna anomalía psíquica, aunque se sometió a tratamiento penitenciario de forma voluntaria.

La por entonces letrada de la acusación, María Victoria de Pablo, define a Almeida como «frío, cínico y rencoroso» que difícilmente podrá reinsertarse en la sociedad. «En este tipo de depredadores sexuales el índice de reincidencia es muy alto, pero no es al 100 por cien; he estado en acusaciones en los que se ha logrado la reinserción, pero no es el caso de Almeida», ha detallado.

Subir