El Rioja

El grupo riojano CVNE desembarca en la DO Ribera del Duero con Bodega Bela

El grupo riojano CVNE ha formalizado su desembarco en la Denominación de Origen Ribera del Duero con la presentación en sociedad de su bodega Bela, la elaboradora implantada en Villalba de Duero (Burgos) en cuya reforma y ampliación ha invertido cerca de dos millones de euros.

Adquirida en 2019, los dos años de trabajo han convertido a la planta vitivinícola en un espacio vanguardista de más de 6.000 metros cuadrados en el que predomina la combinación de madera y cristal. En él destaca la nave de barricas subterránea, con capacidad para 10.000 unidades, la sala de vinificación y la de catas.

Rodea a la bodega, enclavada en plena llanura ribereña y entre cuyos propietarios anteriores se encontraba el actor Antonio Banderas, más de 74 hectáreas de viñedo que aportarán el fruto para elaborar los vinos. Se complementan con otras diez hectáreas situadas en Moradillo de Roa (Burgos).

«Los viñedos son el centro de nuestros vinos. Cuidarlos, conocerlos e interpretarlos es lo que nos ayuda a crear caldos únicos», ha destacado el CEO de CVNE, Víctor Urrutia. En total, ha informado Urrutia, Bodega Bela nace con una capacidad productiva de cerca de 1,5 millones de kilos de uva que saldrán al mercado, de momento, en tres marcas, ‘Finca Vallejo’, ‘Bela’ y ‘Arano’.

«Nuestro objetivo es ser una bodega de tamaño mediano dentro de la Ribera del Duero, con un producto de calidad, e intentar ser tan buenos como los mejores, que es un reto muy ambicioso», ha especificado el representante de la empresa.

Al margen de la elaboración vinícola, Bodega Bela nace con una vocación enoturística, aspirando a convertirse en un referente de la promoción de la cultura del vino en la zona.
En este sentido, desde esta elaboradora se ofertarán catas, visitas al viñedo, comidas, planes al aire libre, espacios para eventos y un amplio abanico de actividades que se irán poniendo en marcha, en función de la época del año, a partir de noviembre.

Bodega Bela es la séptima elaboradora de CVNE, grupo que nació hace más de 140 años con presencia en 90 países y que, cinco generaciones después, sigue en manos de la misma familia. La elaboradora ribereña se une a las que ya dispone en Haro (La Rioja), Laguardia y Laserna (Álava), Cataluña y Galicia.

Con una facturación de 108 millones de euros, a marzo de 2021, Víctor Urrutia ha confiado en que este ejercicio se vaya notando la mejora aunque ha reconocido no saber si se alcanzaran los niveles prepandemia.

Subir