La Rioja

El sabor del verano se despide hasta la próxima temporada en Logroño

Costó recuperarse. Todo volvió a paso lento pero seguro. Ha sido tiempo de recuperación, pero desde el pasado mes de marzo, la heladería DellaSera regresó con más ganas y la cosa no ha ido nada mal. «La temporada ha sido muy positiva, sobre todo si miramos el pasado más reciente. Empezamos poco a poco, pero a partir de la segunda quincena de julio hasta hoy prácticamente estamos a nivel de consumo de lo que estábamos acostumbrados», señala el propietario, Fernando Sáenz.

El Día de la Hispanidad marca el fin de la temporada y eso que «la calle está en pleno apogeo, sobre todo, por el tiempo que está haciendo, que es un regalo», pero hay que descansar. Tanto Fernando como su mujer, Angelines, y las empleadas del negocio, llevan desde el 12 de marzo abriendo de lunes a domingo «y hace falta un parón aunque sea relativo».

Palabras que ni Fernando se cree, ya que siguen en pie muchos proyectos. De momento, el más reciente, el que les ocupará el 22 de octubre en Madrid donde participarán en el ciclo ‘Sinestesia, encuentros que transitan por los cinco sentidos y su distorsión creativa gracias a varios expertos, entre ellos Sáenz. Después, también intervendrán en el Congreso Trabalenguas de San Millán de la Cogolla y tras ello, viaje a Murcia para pisar finca y «comprar materias primas directamente a los productores».

Y en un abrir y cerrar de ojos ya están preparando la campaña de Navidad para la que volverán los días 23 y 24 de diciembre, 30 y 31 con doce sabores exclusivamente navideños y «dos o tres novedades». Todo sin olvidar que «no dejamos de atender durante todo el año a la hostelería y restauración con la que trabajamos a nivel nacional». Pues eso, descanso relativo.

Cada persona es un mundo, sí, y en esto de los sabores más todavía pero lo bueno que tiene la clientela de DellaSera es que «es muy amplia y ecléctica. No hay un helado que sobresalga, tenemos una oferta muy atomizada y lo mismo se puede vender un helado de chocolate de cobertura que un Paseo de verano o una Sombra de higuera». Lo que más puede alterar la venta de sabores son los segmentos horarios. «A primera hora de la tarde, con el horario más familiar, se venden más unos sabores, a la hora canalla, a partir de las 11 de la noche, otros más personales y divertidos».

La temporada de helados finaliza, pero Fernando, Angelines y DellaSera ya están trabajando en la siguiente. «Vienen muchas sorpresas para la primera semana de marzo. Muchas materias primas nuevas que vamos descubriendo, trabajando y madurando. Y sobre todo muchas ganas. Volveremos ofreciendo la mejor versión de nuestra forma de entender el helado».

Subir