La Rioja

Un puente del Pilar «como el de 2019»: las casas rurales, al 95 por ciento de ocupación

Las previsiones, y los sueños, se han cumplido. Ya esta semana se conocía, a través del portal ‘Tuscasasrurales.com’, que la región se colocaba como la segunda con mayor tasa de ocupación para este puente del Pilar, solo por detrás de Navarra. Pero esos datos indicaban un 79 por ciento de ocupación, una cifra muy alejada a la calculada por José Joaquín Sanz, presidente de la Asociación de Casas Rurales de La Rioja (ASCARIOJA).

No le tiembla la voz al asegurar, «sin querer exagerar», que estos días festivos los alojamientos turísticos de la región rozan el 95 por ciento de ocupación. Así que se puede decir alto y claro: «Con este puente hemos regresado a cifras de 2019 por estas fechas. El del Pilar siempre ha sido un momento clave y de mayor afluencia de público y, tras el parón de 2020, hemos vuelto a recuperar la ilusión».

Hace un año no se regitró ni la quinta parte de turistas. «Fue una ocupación casi nula porque coincidió con las restricciones a la movilidad y con una situación epidemiológica que empeoraba cada día. Así que la emoción se palpa en las palabras de Sanz, también propietario de una casa rural, Villa Liquidámbar, en Torrecilla en Cameros, que tras un año y pico de altibajos y remodelaciones en el negocio ya afronta una nueva etapa.

«Después de un verano que ha funcionado muy bien, esto está siendo todo un éxito. El turista nacional se está volcando con el turismo rural y se nota que había ganas de salir y disfrutar como antes. Creo que esta tendencia de optar por un turismo más de naturaleza y de relax se está reforzando y que en los próximos dos o tres años va a ser todavía mayor. Todavía nos queda mucho por demostrar al público y aquí la gente tiene que descubrir muchas cosas», asegura al tiempo que remarca que en este caso, «una de las asignaturas pendientes es atraer en mayor medida la turista internacional, que refleja unas cifras más anecdóticas en este tipo de alojamientos».

Las costumbres en cuanto a las reservas, en cambio, no han variado. «Siguen esperando hasta el último momento, hasta la última semana, pero incluso algunos nos han llamado el mismo sábado para reservar para el domingo o lunes. Eso sí, cuando vienen lo hacen con un ‘planning’ bien estructurado, bastante cerrados. Esta pandemia también ha obligado a no poder improvisar con toda la cuestión de los aforos y las reservas. Así que la mayoría viene con una hoja de ruta ya fijada para hacer todas las actividades que puedan en el día».

Principalmente «queridos» por los vecinos del País Vasco y los madrileños, el perfil del turista que estos días pernocta en La Rioja suele reflejarse en parejas o grupos de amigos y familias. Y, cómo no, el enoturismo es un recurso infalible. En plenas vendimias como se encuentra la región, con las viñas ya creando una nueva paleta de colores rojizos y amarillentos, es un atractivo obligado de visitar en estas fechas. «Sin duda muchos de nuestros clientes tienen cerradas visitas a bodegas porque no hay que olvidar que la naturaleza y el turismo que gira en torno al vino de Rioja son los grandes atractivos de la comunidad», apunt Sanz.

El tercer factor que hace a la región un destino excepcional, según el presidente de ASCARIOJA, es la cercanía geográfica: «Si te apetece acercarte a la capital y recorrerte una noche La Laurel no tardas nada desde la mayoría de puntos de la región y e suna buena opción para complementar la visita a esta tierra. Ahora con el ocio nocturno abierto todavía se aprecia más. Somos muy accesibles y esta cercanía, también de la gente, permite moverte con facilidad y rapidez».

La oferta es variada cuando nos encontramos ante un puente de varios días, así que la mezcla de turismo gastronómico, enológico, cultural y de naturaleza es la combinación idónea para saborear La Rioja desde todas sus vertientes. Pero si hay quien ya está pensando en los próximos días libres, que no espere al último momento a reservar. «Ya tenemos muchas llamadas para el puente del 1 de noviembre y también para el día 9, que se celebra la la fiesta de la Almudena en Madrid y solemos tener turistas de la capital. Luego ya vienen el puente de la Consitución y Navidad, dos clásicos en el turismo rural. He de decir que ya tenemos casas completas para Año Nuevo», recuerda Sanz con la sensación de que este fin de año sea como el de 2019. » La cosa es acabar el año mejor de lo que lo empezamos».

Además, desde la Asociación han creado un portal web «muy intuituivo que prioriza al cliente potencial para que pueda encontrar esa casa que esta buscando con facilidad». Una iniciativa puesta en marcha recientemente y que se enmarca dentro del Plan de Relanzamiento del Turismo de La Rioja. «Es una web mucho más dinámica y actualizada que la anterior, además de que los socios pueden incluir muchísima más informacion sobre sus alojamientos para que el cliente tenga una visión más global».

Subir