Toros

Urdiales revienta Sevilla y desoreja a un buen toro de Domingo Hernández

No pudo ser en la semana de San Mateo. Ni en Logroño ni en Sevilla con los toros. Ni en Madrid con la lluvia (cita aplazada al 8 de octubre). Pero sí ha sido este sábado. El toreo ha vuelto a aparecer en las muñecas de Diego Urdiales y ha reventado La Maestranza al desorejar al cuarto de la tarde, un buen toro de Domingo Hernández.

Tras recibir una ovación con su primero, la unanimidad ha reinado en el coso sevillano con su segundo. Dos orejas de ley para una faena que tuvo sus mejores momentos cuando la muleta volaba en la mano izquierda del torero arnedano. La estocada en todo lo alto no ha hecho sino refrendar el éxito de Urdiales, quien ha vuelto a triunfar tras una semana de sinsabores.

«Inspiración, arte, torería, al natural, en redondo por el derecho, capote de seda, estocada. El toreo», ha señalado el propio Diego Urdiales en sus redes sociales tras el triunfo en la capital hispalense.

Subir