El astro

Menos lluvia y más calor de lo habitual: así se presenta el otoño en La Rioja

La Rioja tendrá temperaturas un poco más altas de lo normal y una cantidad menor de precipitaciones respecto a lo habitual durante los próximos meses de octubre, noviembre y diciembre.

Así lo ha confirmado el delegado de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) en La Rioja, José Antonio Pellitero, que ha presentado este lunes un balance de los principales parámetros meteorológicos por los que se ha caracterizado el verano en la región y ha adelantado las previsiones para el otoño.

Pellitero ha explicado que la previsión sobre las temperaturas máximas en octubre son de 20 grados, de 14 en noviembre y de 10 en diciembre; mientras que la media de precipitaciones durante esos meses será de 40 litros por metro cuadrado.

La primera quincena de octubre, ha detallado, tendrá temperaturas por encima de lo normal en toda la península y precipitaciones un poco por debajo de la media estimada para estas fechas. La Rioja, según las estimaciones, tendrá una temperatura máxima de 23 grados durante los próximos diez días, cuando lo habitual sería 16, aunque “algún día habrá algún pico alto, como hoy o este fin de semana”.

En cuanto a las precipitaciones, ha señalado que La Rioja tendrá lluvias dispersas, bajas o inexistentes durante los próximos días, porque “no habrá una entrada de aire frío al centro de la península, sino que se quedara por el mar Cantábrico», por lo que se prevé que la mayor parte de las precipitaciones se queden en la zona norte.

Por otro lado, se ha referido a las temperaturas y precipitaciones que se registraron en La Rioja durante los meses estivales de junio, julio y agosto últimos. El mes de junio, ha detallado, tuvo un carácter ligeramente cálido, ya que la temperatura media fue de 20,7 grados, cuando la temperatura normal es de 20,2º; y también fue un mes “muy húmedo, especialmente en la mitad occidental de la región”.

Julio tuvo un carácter normal con tendencia a cálido, aunque el nivel de precipitaciones ha determinado que fue un mes “muy seco”, ya que el porcentaje regional promedió un 14 por ciento con respecto a los valores normales de referencia en este campo, ha señalado.

También ha dicho que el mes de agosto fue cálido en cuanto a temperaturas, con una media de 23,5 grados, frente a la media habitual de 22,8; pero fue seco respecto a las precipitaciones. El día más caluroso del verano fue el 14 de agosto en Nájera, con 41,1 grados; y las mayores precipitaciones en este periodo se produjeron en junio en Valdezcaray, con 164 litros por metros cuadrado.

Subir