La Rioja

La Policía Local de Calahorra pide una puerta blindada en comisaría

El Sindicato Riojano de Policías y Funcionarios ha pedido que se instale un sistema de doble puerta blindado en la Jefatura de Policía Local de Calahorra, donde, el pasado día 3, una persona embriagada tiró varias piedras. Este sindicato, en una nota, ha indicado este miércoles que ese sistema ya existe en otras dependencias de Policías Locales de La Rioja y de diferentes Cuerpos y Fuerzas de Seguridad estatales y autonómicos.

Ha explicado que una persona, en estado e embriaguez, quiso entrar por la puerta de la Jefatura calagurritana, pero estaba bloqueada debido a las medidas adoptadas por la pandemia del COVID-19.

Los agentes le indicaron que se acercase a la ventanilla en la que se atienden al público, donde esa persona les empezó a gritar y recriminar. Los policías le dijeron que en su estado no podían atenderle al no entender lo que decía, tras lo que se marchó, pero volvió a los cinco minutos para lanzar contra la puerta principal de la Jefatura varias piedras, que rompieron cristales.

El Sindicato ha narrado que las piedras cayeron en un espacio muy pequeño y una de ellas quedó a unos 20 centímetros de unos los agentes que se encontraba en el interior de la Jefatura. Ha recordado que, cuando se decidió ubicar los dos únicos cargadores para vehículos eléctricos en Calahorra, ya se trasladó al Ayuntamiento que no era el mejor emplazamiento.

También se defendió que había que dotar de una mayor seguridad a las instalaciones policiales mediante la restricción del acceso de vehículos y otras propuestas que, «a día de hoy, siguen en saco roto y en el olvido», ha resaltado.

Subir