Cultura y Sociedad

El Reino de Nájera vende el 90 % de localidades en “el año más difícil”

“Solo podemos decir gracias, muchas gracias”. Así resumen los organizadores del Reino de Nájera la 53ª edición, que este mes de julio ha vuelto a poner en escena la historia viva de la localidad riojalteña tras un año “de retos, de intenso trabajo, de mucha incertidumbre”.

La organización ha hecho balance de esta última entrega, “probablemente, junto con la primera, esta haya sido la edición más difícil y más compleja de llevar a la práctica, por lo que el haber alcanzado un 90 por ciento de asistencia de púbico, colgando el día 24 el cartel de todo vendido, es para sentirse muy, muy satisfechos”.

El Reino valora que el objetivo de volver a la presencialidad tras la pasada edición marcada por la pandemia “era todo un reto”, pero “las ganas, la fuerza, el ímpetu y la ilusión de todo un pueblo por contar su historia han sido más fuertes que las dificultades y el reto ha sido superado”.

“Mabel del Pozo ha conseguido, una vez más, impregnar de frescura, de emoción, de mirada femenina esta nueva edición del Reino de Nájera. Por los comentarios que nos llegan, los cambios, que en algunos casos como en La Calumnia han sido de calado, han resultado muy bien acogidos”, subrayan los organizadores, que agradecen “a todas las personas e instituciones (Comunidad Autónoma, Ayuntamiento de Nájera, La Rioja Turismo, Patronato de Santa María la Real) y a los diferentes colectivos (Nájera Solidaria, Cruz Roja, Policía Municipal y Protección civil) que con su esfuerzo y apoyo han hecho posible que en un año como este se haya podido levantar el telón”.

“Mención especial para el elenco de actores, actrices, regidores, ayudantes de vestuario, joyería, attrezzo, taquilla, etc. que han mantenido en todo momento un comportamiento ejemplar”, concluye el Reino, destacando de entre todo lo acontecido que el pasado sábado acudiera a la representación la prestigiosa directora Mona León Siminiani, “quien al finalizar el espectáculo lanzó un sonoro ¡bravo!”.

Subir