La Rioja

La «simbiosis perfecta» de las crónicas vuelve a reinar en Nájera

Más de cincuenta años de antigüedad. Cada año, alrededor de la festividad de Santiago y siempre al amparo de Santa María La Real, la recreación de los episodios del Reino de Nájera concentran a reyes, reinas, príncipes, obispos, nobles, damas, caballeros, soldados y campesinos en las calles de la ciudad. «Desde 1969 no ha habido nada ni nadie que pare esta cita. Ni siquiera una pandemia mundial», explica orgulloso Jesús Pérez, responsable de comunicación del evento.

El año pasado, esta fiesta de carácter histórico que fluye desde los primero pobladores, los berones, hasta la capitalidad de Nájera junto con Pamplona en los siglos X y XI, tuvo que celebrarse de manera virtual. «Tuvimos más de 140.000 visitas. No fue una edición real, pero sí igual o más potente que las demás».

La presentación fantasmagórica de los reyes que formaron el Reino desde el año 820 hasta 1076, los asuntos importantes del medievo como el cambio del trazado del Camino de Santiago o la coronación simultánea de cuatro príncipes, y los entresijos palaciegos regresan del 20 al 24 de julio, a las 22:30 horas, a la plaza de Santa María. «El esfuerzo, las ganas e ilusión han sido mucho mayores que las dificultades, así que volvemos con más fuerza».

Jesús resume esta cita anual como la simbiosis perfecta entre Nájera y la crónica. «Son la misma cosa. Sin el apoyo, no ya de la ciudad a nivel institucional, que también, sino de los vecinos, esto no sería posible. La gente se involucra al máximo, no solo actuando, también aportando su granito de arena en cuestiones de sastrería, atrezzo…».

Este año, una de las novedades de la recreación se verá en la coreografía del tradicional duelo. «Se ha ensayado hasta la saciedad en un gimnasio de la localidad gracias a su propietaria, que ha colaborado con nosotros de forma totalmente altruista dejándonos el espacio y montando el número. Ahí está el encanto del espectáculo: todo el mundo colabora como puede».

Los najerinos despliegan su faceta más artística para ponerse en la piel de Sancho III el Mayor o García Sánchez III. «Todos son amateurs, pero aquí el rol de cada uno de los componentes es fundamental, ya sea rey o campesino». No es obligatorio ser de la localidad para participar. «Normalmente la mayoría somos de Nájera, más que nada porque es más fácil por el tema de ensayos. Aún así, hay varios participantes de otros lugares».

Y es que, a día de hoy, rara es la familia del municipio que no ha participado de una manera u otra en las crónicas. «Es muy bonito ver cómo los abuelos sacan de la mano a sus nietos en cuadros como el de Los Peregrino o el de La Hostería. Es una tradición familiar». Todo queda en casa. «La directora, Mabel Del Pozo, es riojana y la empresa de luz y sonido de Nájera».

Las crónicas en pandemia

Jesús se reserva muchas sorpresas para que el público las descubra ‘in situ’ este año. Hace bien. Al preguntarle por novedades confiesa que la mayor y más importante es que vuelven a la presencialidad. «Ningún año es fácil poner en marcha todo esto, pero este ha sido infinitamente más difícil». La nueva edición empezó a cuajarse el pasado mes de octubre con un estado de alarma vigente, toques de queda y cierres perimetrales. De todo menos buenas noticias. «Con esta pandemia es complicado planificar nada. Ha habido temporadas que la situación epidemiológica nos daba un respiro, pero no puedes confiarte porque el virus sigue entre nosotros».

Las ganas pudieron con todas las trabas y la Asociación de Amigos de las Crónicas Najerenses se pusieron manos a la obra programando ensayos con más antelación y organizándolos por grupos burbuja. «Ensayas tu cuadro y te vas. Así evitamos que se concentre mucha gente». Además, cada complemento que se utiliza, espadas, coronas… se desinfecta en todo momento. «Así lo seguiremos haciendo en cada actuación».

En cuanto a la asistencia de público, se van a seguir a rajatabla las recomendaciones sanitarias. «La distancia de seguridad entre sillas está controlada y el aforo se ha reducido según marca la Ley». Otra de las medidas es que todos los asistentes tendrán que permanecer durante el espectáculo con la mascarilla puesta pese a que se desarrolle al aire libre y haya separación.

Entradas

Cualquier espectador que quiera sumergirse en la Nájera medieval puede adquirir ya las entradas a un precio de 13 euros (mayores de 65 años y grupos a 10 euros y niños a 6) a través del teléfono 941 363 305 o en la taquilla del cine Doga de 10:30 a 13:30 y de 18 a 21 horas.

Subir