Gastronomía

Cachito Mío: las auténticas empanadas argentinas llegan a Logroño

Hace apenas dos semanas un ‘cachito’ de Argentina aterrizó en Logroño. Todo empezó en 2019 cuando el jugador de baloncesto, por aquel entonces del Baskonia, ‘Pato’ Garino, fundó en Vitoria la marca de empanadas gourmet Cachito Mío. En este último año han abierto tres tiendas en la capital alavesa y ahora, gracias a Alba Izurrategui y su hermana, los logroñeses pueden disfrutar de la auténtica comida argentina.

«Nos asociamos a Pato y sus compañeros y al haber ya varias sucursales en Vitoria decidimos probar suerte aquí, y la verdad es que la respuesta está siendo muy positiva», explica Alba. La esencia del local es «trasladar al cliente los platos principales de Argentina, un símbolo de sus costumbres y cultura».

En el establecimiento abierto en la calle Portales, 61 el cliente puede encontrar dieciocho sabores diferentes, quince salados y tres dulces. «Las empanadas están pensadas para complacer todos los gustos. Tenemos, desde las típicas argentinas, como la humita, con maíz dulce, salsa bechamel, queso mozzarella, pimiento rojo y cebolla, hasta las más simples, como la de jamón y queso o la de atún, tomate frito, pimiento rojo, cebolla y pimentón».

Además, Alba destaca que hay empanadas para vegetarianos y para los amantes del pescado o los quesos. «Lo mejor de nuestro producto es que es completamente artesanal». Todas las empanadas están hechas a mano en el obrador de Vitoria, que trae hasta Logroño cada dos días el género. «Los ingredientes son frescos y naturales y la gente puede darse cuenta de que no hay máquina de por medio porque cada una tiene un tamaño y una forma diferente».

A la hora de disfrutarlas, dos opciones: «Si la vas a consumir en le momento o en poco tiempo, diez o quince minutos, la calentamos aquí en el horno. Si no, te las puedes llevar y cocinarlas en casa. Aguantan 48 horas en la nevera y basta con meterlas al horno durante 5-8 minutos o darles un calentón en la sartén, a la plancha y sin aceite. Eso sí, nada de microondas, no es un buen aliado de las empanadas».

Alba reconoce que este ‘cachito’ de sabor es una excusa perfecta para juntarse con los amigos e ideal para comerlas en casa acompañadas de una ensalada y algo más para picar. «Es una comida informal, fácil y cómoda que llena bastante porque van muy llenas». Pero también reconoce que es un buen plan para engañar al estómago cuando vas de paseo por la calle.

«En lo que llevamos aquí me ha sorprendido mucho el número de argentinos que se han acercado al local y han repetido. Los domingos se suelen juntar con amigos y hacer su tradicional asado, y para acompañarlo se llevan varios combos de doce empanadas y cervezas Quilmes, las típicas de su país que también tenemos aquí».

Cachito Mío Gourmet abre los lunes y martes de 18:30 a 23 horas y de miércoles a domingo de 12 a 15 y de 18:30 a 23 horas. Puedes recibir tus empanadas también a través de Glovo o recogiéndolas en el local previo encargo por WhatsApp. «Una vez aquí puedes pagar con tarjeta o con dinero a través de una máquina, la ‘cashkeeper’. Nos parece lo más higiénico, porque no utilizamos pinzas para no estropear la empanada y lo hacemos todo con las manos, por supuesto con guantes».

Subir