El Rioja

Bodegas Montecillo apuesta por mantener su legado a través de la modernidad

Considerada la tercera bodega más antigua de Rioja, Montecillo estrena el verano poniendo al alcance del público la posibilidad de descubrir el mundo del vino de una manera totalmente diferente. Con su Centro de Enoturismo, el Wine Bar y su ‘escape room’, la histórica bodega apuesta así por seguir avanzando desde la tradición sin perder de vista la actualidad.

Una de las señas de identidad de Montecillo dentro de su oferta enoturística es, sin duda, la cercanía. «Esa sensación de sentirte como en casa siendo un espacio tan amplio», señala Elisa San Román, responsable de Enoturismo y Relaciones Públicas. «Los visitantes aprecian mucho el ver cómo un proyecto con tanta envergadura y con un Osborne detrás les hace trasladarse a una merienda o cena en una bodega familiar».

Ubicada en un enclave único, el verano es perfecto para disfrutar de la terraza de la bodega, que se enmarca en un espectacular y recóndito jardín inigualable para deleitarse con el paisaje y el buen tiempo. Todo, por supuesto, acompañado de una amplia oferta de vinos: desde rosados, blancos jóvenes y tintos de crianza a los emblemáticos grandes reservas, seña de identidad de la casa. «El mejor producto Osborne está aquí: vinos, vermús y cervezas que podrán disfrutar los visitantes con tapas Cinco Jotas».

Además, la terraza de Bodegas Montecillo celebrará este verano un evento en el que saborear un buen vino y la mejor gastronomía disfrutando de la mejor música. Así, el día 16 de julio en horario de 19 a 22:30 el espacio acogerá música en vivo a cargo de Cielo Arissa Duo que amenizará la velada a puro ritmo pop, folk y latino. Un plan diferente con amigos, familia o en pareja, que estará acompañado con la Pantaloneta Food Truck. (Reservas en [email protected] o en el teléfono 941 10 03 06).

Conociendo la historia

Con una historia a sus espaldas de más de 150 años, Montecillo no pierde su esencia, su legado e historia. «Es una responsabilidad que tenemos muy presente y sabemos que debemos transmitirla a la siguiente generación. Ser clásico no es ser viejo, ni antiguo, sino permanecer y trascender más allá del paso del tiempo». Un carácter muy impregnado que el enoturista sabrá diferenciar en una visita a la bodega inolvidable que incluye el acceso a la sala de barricas y el botellero manual. Un recorrido lúdico y entretenido que permite al visitante bucear en la historia a través de experiencias audiovisuales y disfrutar de una cata procedente de barricas americanas y francesas.

Y en su afán por sorprender e innovar dentro del enoturismo, «donde prácticamente todo está inventado», Montecillo fue la primera bodega de Rioja en lanzar un escape room. Una apasionante aventura en la bodega fundacional que comienza en los calados subterráneos, donde los participantes resolverán distintos retos que les permitirán ir abriendo candados y cajas. Si tienen éxito, podrán avanzar consiguiendo objetos y pistas que les permitirán resolver el enigma final del juego y abrir el codiciado cofre de la familia Navajas. Una vez resuelto el enigma, o no, se ofrecerá un aperitivo y vinos de la casa.

Elisa destaca que es una experiencia totalmente diferente y divertida para realizar en familia o con amigos, complementándola además con otras actividades. «Muchas de las personas que vienen a hacer el escape room terminan relajándose en el Wine Bar y haciendo la visita a la bodega. Esa puede ser una muy buena opción».

Una jornada redonda que puedes disfrutar, además, sin tener que preocuparte por el coche. La bodega está situada en un punto medio entre Navarrete y Fuenmayor, «y muchas personas ponen la excusa del coche para venir. Por eso, y para facilitar el acceso a Montecillo, recomendamos a la gente coger el autobús interurbano de Logroño, que los deja en la misma puerta de la bodega. Es más, para fomentar este hábito y que los enoturistas puedan disfrutar sin estar pensando en la vuelta, Montecillo hace un descuento a los que vengan en el interurbano».

Una oferta «diferente a cualquier otra visita a bodega que hayas hecho». Y es que el vino es una cultura, una forma de vida que se puede experimentar en cualquiera de las actividades que Bodegas Montecillo tiene preparadas esta temporada.

Horarios de verano

– Wine Bar: de miércoles a sábado de 10 a 15 y de 18 a 21 horas. Domingos de 10 a 15 horas.

– Visita a la bodega: de miércoles a domingo, un pase a las 12 de la mañana y otro a las 18 horas.

– Escape room: Bajo petición

Bodegas Montecillo

– Dirección: Carretera Fuenmayor, km. 3, 26370, Navarrete, La Rioja

– Email: [email protected]

– Teléfono Bodega: 941 44 01 25

– Móvil: 670922466

Cada una de las actividades se llevan a cabo aplicando todas las medidas necesarias para poder garantizar la salud de los visitantes adaptando los protocolos de higiene y seguridad conforme la nueva normativa. Por este motivo, es importante reservar previamente.

Subir