El Rioja

«Si todo va bien, el sector registrará en 2022 cifras similares a las de 2019»

A las puertas del segundo verano en el contexto de la pandemia del coronavirus, las perspectivas son bien diferentes a las de hace un año en las bodegas de Rioja. La experiencia adquirida sobre cómo se transmite el COVID, la relajación de medidas amparada por los buenos índices epidemiológicos y, sobre todo, las vacunas permiten ver mucho más cerca la salida del negro túnel en que se adentró el sector en marzo de 2020.

«Recuperar lo perdido es imposible; nunca recuperaremos lo perdido en este año y medio», subraya Elena Pilo, responsable de Enoturismo de Bodegas Franco-Españolas (Logroño), pese a que augura que la ‘nueva normalidad’ está más cerca de lo que parecía hace solo unos meses: «En principio se decía que en 2023 el sector recuperaría el pulso previo a la pandemia, pero es probable que, siempre que todo vaya bien, que en 2022 ya estemos haciendo números parecidos a los de 2019».

Ese optimismo razonado nace de la respuesta que los turistas y amantes del vino ofrecen a las actividades que las restricciones de aforo permiten en el contexto actual, como el ciclo de conciertos ‘Suena Verano con Diamante’ que acaba de concluir en la bodega y el próximo ciclo de ‘Cine de Verano descaradamente clásico‘ que se celebrará en el mes de julio. «Bodegas Franco Españolas lleva más de 10 años apostando con decisión por el combo cultura-vino y, para nosotros, afrontar esta reactivación del negocio turístico con estas dos apuestas culturales -una de nueva creación y otra que ya va por su séptima edición- es muestra de que la actividad enoturística y cultural de la bodega es estratégica para el negocio».

«Es el momento de ser valientes y, sin dejar de lado la responsabilidad, apostar fuerte por diseñar una oferta turística y cultural diversa y de calidad que ayude a mejorar el posicionamiento del destino y a acelerar la recuperación del sector», recalca.

La recuperación del turismo internacional supondrá el regreso a la situación previa al inicio de la pandemia. «Por ahora hay algunos movimientos, sobre todo desde el Sur de Francia, aunque tímidos», indica Elena Pilo, quien asume que «2021 no va a ser el año del turismo internacional, pero nos van a permitir prepararnos, diseñando una oferta de calidad y negociando acuerdos con compradores e intermediarios internacionales, que garanticen una segunda mitad de 2022 muy prometedora en cifras de turismo internacional en la zona». «La cooperación entre los distintos agentes del sector y la colaboración público privada será esencial para cumplir con estos objetivos», apunta.

Bodegas Franco Españolas afronta la recuperación turística de la bodega con optimismo: «Rioja, como destino de interior y no masificado, es percibido como destino seguro por los turistas y visitantes. Desde la apertura del espacio interprovincial el pasado mayo, hemos notado el aumento de turistas de manera exponencial. Ahora mismo estamos trabajando al 100 % de nuestra capacidad actual y, aunque por las restricciones que aún se mantienen las cifras son inferiores a 2019, existe una demanda creciente que nos hace pensar que recuperaremos la inercia de años anteriores antes de lo previsto».

Bodegas Franco Españolas

Dirección: calle Cabo Noval, 2 (Logroño, La Rioja)

Teléfono: 941 251 290

Página web: www.francoespanolas.com

Subir