La Rioja

El sector del juego acusa al Gobierno riojano de «condenarles al paro»

La Unión de trabajadores de salones de juego de La Rioja (UTSAJU) ha acusado este jueves a la presidenta de la Comunidad, Concha Andreu, de «gobernar para el pueblo pero sin el pueblo» ya que la nueva Ley autonómica del Juego les «condena al paro» sin que se les haya tenido en cuenta en su elaboración.

Los trabajadores del sector piden a Andreu una mesa de diálogo en la que participe el Gobierno regional, los empresarios y los trabajadores. «No podemos cargarnos un sector como el del juego privado que da de comer a más de 300 familias y contribuye, como el que más, a la hacienda pública», señala el sindicato.

En una carta remitida a la presidenta, los miembros de la UTSAJU piden que Andreu les reciba para trasladarle su opinión sobre los efectos de la nueva regulación, que va a suponer «la destrucción de la práctica totalidad de los 300 puestos de trabajo en la comunidad».

La Ley presentada por el Ejecutivo riojano establece que en 7 años tendrán que cerrar sus puertas todos los salones que se encuentren a menos de 200 metros lineales de los centros docentes de enseñanzas de Educación Secundaria Obligatoria, Bachillerato, Formación Profesional Básica y enseñanzas artísticas profesionales. Los trabajadores advierten que esta prohibición es «un brindis al sol», ya que, «en un mundo en el que se puede jugar desde cualquier parte a través de tu teléfono móvil, parece absurdo prohibir la actividad a 200 metros de los centros docentes».

El sindicato considera que «no es un buen momento para renunciar a los impuestos que ingresa el Gobierno regional por la actividad de los salones de juego» y advierte de que los riojanos que quieran visitar un salón de juego «no tendrán excesivos problemas en desplazarse unos pocos kilómetros y jugar en los salones de Navarra, Castilla-León, Aragón o País Vasco».

Subir