La Rioja

Máxima preocupación en el FHC por la desaparición de las urgencias en La Rioja Baja

Uno de los centros más afectados por la eliminación del Servicio de Urgencias en determinados municipios es, sin duda, el Fundación Hospital de Calahorra. Su Comité de Empresa conocía la reestructuración «a través de los medios de comunicación».

Así, resumen que «las medidas anunciadas se plasman en el cierre de la atención presencial de urgencias los fines de semana y festivos en los Centros de Salud de Calahorra, Rincón de Soto y Aldeanueva de Ebro, así como en el Punto de Atención Continuada de Ausejo», explican.

De esta manera, cuentan que la demanda asistencial correspondiente a los servicios cerrados será derivada al Hospital de Calahorra, según la información disponible («Ausejo ni siquiera formaba parte de las zonas de referencia de FHC antes de esta reorganización de Atención Primaria»).

«Esta desviación de pacientes de nivel de Urgencias de Atención Primaria a Especializada conlleva una sobrecarga asistencial que condicionará demoras inadecuadas y que alterará significativamente la calidad y la seguridad de los pacientes, poniendo en grave riesgo la asistencia a las Urgencias vitales», explican.

Para ellos, es imprescindible recordar que «el Servicio de Urgencias de FHC acaba de duplicar (obra realizada en 2020/2021) su superficie útil de asistencia sin que ello haya llevado aparejado el necesario aumento de personal para hacer frente a la nueva exigencia».

También han explicado que preguntada a la gerencia del hospital por cómo será la organización a partir del 1 de julio, «la Dirección ha sido incapaz de responder reconociendo que habían pedido datos de frecuentación al SERIS pero que aún no se los habían facilitado, ofreciendo como única explicación que el triaje podría servir para afrontar y ordenar el incremento de la demanda asistencial nocturna en fines de semana y festivos… Un triaje para el que el centro no dispone de personal específico».

Subir