Sucesos

Camilo, el nuevo héroe de Calahorra: «Puse el cerebro en silencio y actué»

Camilo, el nuevo héroe de Calahorra: «Puse el cerebro en silencio y actué»

Camilo Medina es el protagonista de la semana en Calahorra. Graduado en Psicología, este joven no dudó en escalar dos pisos para poner a salvo a una mujer en riesgo de caer al vacío desde su terraza de la calle Padre Lucas.

Un golpe de azar situó a Camilo en el lugar preciso y en el momento indicado: «Hace mucho tiempo que no iba a echarles una mano a mis padres, pero ayer estaba allí ayudándoles en la tienda», recuerda, reconociendo que todo sucedió tan rápido que aún no es capaz de asimilar lo que pasó en unos pocos minutos.

«Entró mi padre en la tienda diciendo que había una mujer que se iba a caer del balcón y salimos todos enseguida», relata con la sonrisa del que sabe que ha hecho lo que debía. Lo primero que hicieron los testigos del suceso fue retirar la terraza del bar que había justo debajo y colocar la furgoneta del negocio familiar para minimizar el golpe en caso de que la mujer no aguantase encaramada al balcón.

«Entonces me acordé de la escalera que tenemos en la tienda y decidí que había que subir a meterla dentro de casa», cuenta. «Recuerdo que mi padre me dijo que no lo hiciese, que si estaba loco, pero creo que apagué el volumen del cerebro porque a partir de ese momento ya no escuché nada», dice.

Subió al primer piso. «Me di cuenta de que justo tenía a la mujer encima y que si intentaba subir por esa zona podía asustarse, así que busqué otra opción». Así, decidió ir hasta el otro lado de la terraza y utilizar la caldera del primer piso para poder subir así a la segunda planta: «Tuve la suerte de que había una barra en el primer piso, que supongo que era de un antiguo toldo, y así pude ir sujetándome».

Esta vez, Camilo recurrió a su hobby preferido y no a su profesión para ayudar a los demás: «He hecho judo durante muchos años y creo que eso ayer me ayudó; saber que si me agarro a algo tengo la suficiente agilidad para no soltarme», cuenta.

El ‘Spiderman’ calagurritano aún no se hace a la idea de todo lo que ha generado a su alrededor. Han sido cientos de mensajes y llamadas para darle la enhorabuena: «Yo puse en la cara de esa mujer la de cualquier familiar e hice lo mismo que hubiese hecho si hubiese sido uno de ellos. Me gustaría que si alguna vez alguien de mi familia se encuentra en alguna situación similar se encuentre con otro ‘loco’ como yo que haga algo así por los míos», reflexiona. Bendita locura la suya.

El sobrino de Camilo es un enamorado de Spiderman y aunque no le han enseñado el video, sí le han contado la historia y ahora su héroe preferido lo tiene más cerca que nunca, en su propia familia. El resto de los calagurritanos también lo siente así. «Ojalá más gente como él», es la frase que no se deja de escuchar hoy en la ciudad.

Subir