Deportes

Tomás Lorente, presidente del Calahorra: «Que nadie descarte nada»

Hoy no era buen día para dejarse el móvil en casa. Pues Tomás Lorente, presidente del Calahorra, se lo ha dejado. Eso da una idea de la previsión que tenía el equipo. «Veníamos pensando que un empate era bueno para conseguir meternos en el Play Off la semana que viene en La Planilla, pero te vas con un 0-1 y con la posibilidad de subir a Segunda», comenta Jesús Saseta uno de los directivos que acompañaban al presidente en la expedición y que este domingo ha hecho de centralita a falta de móvil propio.

Mientras, Tomás Lorente se mostraba satisfecho por la temporada realizada. «Este nunca fue nuestro objetivo, pero es la recompensa al trabajo bien hecho durante toda la temporada, durante muchos años», repite una y otra vez.

La alegría extrema se mezcla con la responsabilidad que llega cada lunes primero de mes. «Mañana hay que pagar las nóminas y no ha sido una temporada fácil económicamente, sin público todo es más difícil», comenta el presidente que piensa ya en cómo pagar el hotel de Extremadura donde dentro de unos días jugarán el ascenso a Segunda División. «Que nadie descarte nada», repite una y otra vez. Este es el mensaje que quiere mandar a los aficionados rojillos desde Zubieta. «Tenemos un grupo de 21 jugadores excepcional y ha sido así desde el primer día, además hoy nos han echado una mano desde el filial», comentaba.

Por último no duda en agradecer a todos los que han apoyado al equipo desde la cercanía y desde la distancia. «Nos hemos sentido acompañados toda la temporada a pesar de que nuestros aficionados no han podido estar con nosotros en los desplazamientos». Ahora toca volver a casa desde San Sebastián. Ya no hay que hacer números ni sumar coeficientes, ahora los números son otros, los de un equipo que piensa en grande, que sueña con cualquier gesta. A cualquier aficionado rojillo se le ha pasado por la cabeza Ejido, la última vez que el Calahorra soñó con ser parte de los mejores equipos de España.

Subir