Empresas

El cierre de Defontaine llega a Logroño: «No queremos pasta, sino curro»

Una quincena de trabajadores de la multinacional Defontaine Ibérica se han manifestado este lunes en Logroño contra el cierre de la compañía en Viana, que se saldará con la pérdida de 37 puestos de trabajo.

Los trabajadores denuncian el proceso de deslocalización de la compañía que, aunque está radicada en Navarra, cuenta con una mayoría de trabajadores residentes en La Rioja.

La plantilla ha iniciado este lunes una huelga indefinida tras el anuncio de la dirección de la compañía de piezas de motor para el sector automovilístico del cierre de la planta. «El 16 de abril se personaron en la empresa dos abogadas que dijeron actuar en representación de la dirección de Defontaine Ibérica e hicieron entrega a la representación de los trabajadores una comunicación de intención de iniciar procedimiento de despido colectivo por causas económicas y productivas», alegaba el sindicato ELA días atrás.

La organización aprecia en el cierre de Defontaine Ibérica «un claro ejemplo de deslocalización que la multinacional francesa Defontaine pretende llevar a cabo, habida cuenta que tiene otra planta en Túnez realizando el mismo trabajo».

Subir