Empresas

«La Rioja es la Andalucía del norte»: los planes de moda en la región

«Cada viaje está totalmente pensado y cuidadosamente organizado hasta el último pequeño detalle para que tu experiencia sea mágica». Porque eso es precisamente lo que queremos cuando salimos de nuestras cuatro paredes: disfrutar de algo diferente y que nos deje un buen sabor de boca, literal y figuradamente hablando. Y de esto sabe mucho Paula García Estecha, creadora de Be My Rioja.

La pandemia ha modificado, de forma casi obligada, los gustos de los riojanos a la hora de elegir actividades en su tiempo libre. «Han tenido que innovar y redirigir su ocio hacia ciertas aficiones que ni siquiera se habían planteado, incluso han descubierto opciones sorprendentes en la propia región», aclara Paula.

Be My Rioja ha nacido con el fin de cubrir tres líneas de negocio fundamentales: eventos puntuales en bodegas y hoteles, viajes personalizados para turistas de fuera de La Rioja y, «por supuesto, planes para los riojanos. La idea es ofrecer cosas diferentes, con mucho encanto y mimo y que la gente vuelva a su casa pensando que ha sido uno de los mejores viajes o días de su vida».

Con muchas experiencias personalizadas a sus espaldas, Paula reconoce que, para ella, y teniendo en cuenta lo más demandado por la gente, el día perfecto comenzaría con un paseo en globo por el cielo riojano partiendo desde Haro. Después, «tomaríamos un vermú en el patio del hotel Los Agustinos de la misma localidad y comeríamos en la terraza del Palacio Tondón, que es preciosa. Tras el cafecito, tarde deportiva practicando rafting, espeleología o kayak en el Iregua». El vinito de las 8 de la tarde antes de cenar no puede faltar, así que, «el Wine Fandango sería un buen sitio. Unos pinchitos en La Laurel y terminar con las copas en la Plaza del Mercado».

«Queremos cultivar el golf en La Rioja»

La naturaleza se ha convertido en la mejor aliada para los riojanos. «Con esto del coronavirus el aire libre ha copado la mayor parte de los planes y ha sido una muy buena ocasión para descubrir los tesoros de la región». García Estecha reconoce que el precio del viaje en globo puede «echar para atrás en un principio, pero la gente que lo prueba no se arrepiente». Además, para llevar a cabo este tipo de iniciativas siempre «andamos pendientes del tiempo, pero, por ejemplo, para la espeleología, algo que se ha puesto muy de moda en los últimos meses, te metes en la cueva y ya puede llover o nevar fuera que no te enteras».

La promotora de Be My Rioja reconoce que los riojanos «han practicado mucho el barranquismo, tanto en seco como en mojado. Una mezcla de senderismo, escalada y rápel que te aseguro que puede hacer todo el mundo. Todas las actividades que organizo están pensadas también para los ‘menos deportistas’ y hay muchas opciones de iniciación para aprender mientras te diviertes, sin olvidarnos de los más cualificados, que también tienen sus pruebas profesionales».

Paula reconoce que las experiencias organizadas dependen mucho de «si son familias, parejas, grupos de amigos…» Los últimos buscan aventura, emoción, adrenalina y deportes de acción. «Ahora en primavera, lo que más se lleva es el rafting y el River Tubing, descensos en donut hinchable de aguas bravas por el río». Además, desde la empresa «estamos llevando a cabo varias iniciativas para acercar el golf a los riojanos, ya que todavía se sigue viendo como una actividad para gente con renta elevada y queremos demostrar que no es así. Queremos cultivar el golf en La Rioja, que para eso hay buenos campos». Esta es, precisamente, una de las actividades más requeridas por los turistas que llegan de fuera de la comunidad.

En cuanto a las parejas, el paseo en globo y las visitas a las bodegas son los planes más demandados. «Y si ya la bodega cuenta con servicio de spa, mejor que mejor. El objetivo es desmarcarse de las visitas y planes habituales y buscar alternativas. Afortunadamente, la gente se deja asesorar mucho. Yo pongo la idea y La Rioja lo demás, que para eso es la Andalucía del norte: poca lluvia y siempre verde. La climatología es estupenda y es una región pequeña y manejable que en una hora puedes cruzar. A veces solo nos centramos en vender la cultura del vino, pero hay mucho más».

Esta joven sabe que «en cuanto nos dejen salir de La Rioja la gente va a salir escopeteada, pero se va a compensar con todos los turistas que van a venir. Poco a poco el turismo natural está despuntando y los deportes al aire libre y de agua, desde el año pasado, están atrayendo a mucha gente».

Subir