Deportes

Logroñés-Cartagena: una ‘final’ que no es solo “cuestión de cojones”

La UD Logroñés recibe este sábado al Cartagena en Las Gaunas (16 horas) en la primera ‘final’ de la temporada. Con 40 puntos, los blanquirrojos son decimosextos en La Liga SmartBank y tienen cuatro de ventaja frente al Cartagena (36) que marca los puestos de descenso. El ‘Efesé’ no se anda con ningún tipo de complejos a estas alturas de campaña. Datkovic lo dejó muy claro: “Vamos a ponerle cabeza y cojones para ganar”.

Este viernes, ha llegado una respuesta contundente por parte del entrenador del Logroñés. Sergio Rodríguez no ha tenido que levantar el tono para expresar sus ideas: “Solo con cojones no se gana, el fútbol es un conjunto de cosas que hay que tener en cuenta. Si fuera solo cuestión de cojones, ficharíamos a los 25 que más grandes los tuviesen y a partir de ahí, les podríamos a jugar”.

“Pero no es así, hay muchas cosas, muchas circunstancias, muchas cosas que manejar; sobre todo ahora en este nuevo fútbol donde se estudia mucho todo. Los errores son esos detalles que te marcan muchas veces los resultados y el devenir de un partido”, completa el técnico. No todo va de agallas ni de testosterona y otros factores como la calidad, las individualidades, el balón parado o el manejo de los últimos minutos. Ni el esfuerzo ni las matemáticas garantizan nada.

La tabla clasificatoria da ventaja al Logroñés, pero eso no puede significar una excusa: “No quiero que mañana mi equipo salga, tenga ese pensamiento y diga ‘bueno, nosotros tenemos más balas, ellos están por debajo nuestro y es casi su última bala’. No lo es, ni mucho menos”. En esa misma línea, Rodríguez se reafirma en esa idea: “Vamos a hacer lo posible para que los jugadores no salgan con esa mentalidad. No vamos a salir a empatar, vamos a salir a competir y a ver qué pasa”.

Los murcianos aprovecharon al máximo su mercado de invierno. Llegaron hasta diez jugadores (De Blasis, Azeez, Aburjania, entre ellos) y se dieron otras tantas bajas. Una auténtica revolución. Luis Carrión ocupa ahora el banquillo cartagenero, por donde han pasado antes Borja Jiménez y José Manuel Aguilar. Temporada movida en Cartagonova, donde la entidad no escatima en gastospara conseguir la permanencia.

El Cartagena tiene un punto fuerte, tal y como reconoce Sergio: “Salen fuertes, no solo en las primeras partes, sino también en las segundas”. Su mejor tramo es entre los minutos 46 y 60, donde han marcado nueve goles y encajado solo cinco. En el apartado goleador, Rubén Castro es su pichichi, con 14 dianas; pero los apuros llegan en el área propia: 45 goles en contra.

El cuadro albinegro llega con ausencias notables a Las Gaunas, ya que David Simón, Clavería, De la Bella y Cristian López causan baja por lesión y Aburjania se ha quedado en Murcia para cumplir la sanción por ciclo de amarillas.

El Logroñés, por su parte, se encuentra en un buen momento de forma. Los blanquirrojos suman nueve de los últimos quince puntos en juego y, aprovechando el momento dulce de forma de Iñaki Sáenz, han salido de una horrible racha que presagiaba malos augurios. Con vientos nuevos y una conjura en el vestuario, el bloque riojano navega hacia la permanencia y puede dar un paso de gigante hacia el objetivo este fin de semana. Dar el cien por cien y no conceder despistes, esa es la clave. De lo contrario, el resultado suele ser la derrota.

Tras la visita del Rayo, en la que el Logroñés volvió a mantener la puerta a cero, Sergio Rodríguez recupera a dos piezas capitales en la retaguardia de su equipo. Iago López y Bobadilla ya han cumplido su jornada de castigo por acumulación de amarillas y el técnico deberá decidir si los reintegra en el once o mantiene el mismo bloque que el pasado domingo. Por lo pronto, a fin de dar pocas pistas al rival, Sergio ha citado a todos sus efectivos al partido de mañana y hará los pertinentes descartes minutos antes del inicio.

Con 25 goles a favor (solo el Alcorcón ha anotado menos), mantener las ventajas es la clave para llegar a las victorias. No en vano, nueve de las diez victorias han sido por la mínima. Ahora toca superar al Cartagena para afrontar con confianza la siguiente final en Castellón. Partido a partido y con mucho más que testosterona.

Subir