Crisis del Coronavirus

Una empresa de Logroño despide a cuatro empleados por positivo en COVID

La Inspección de Trabajo ha impuesto una multa de 10.000 euros a una empresa de Logroño por despedir a cuatro empleados que habían dado positivo por coronavirus tras un cribado organizado por la propia compañía.

Según la información avanzada por el diario El País, la empresa -encuadrada en el sector agrícola- sometió en septiembre a sus 53 trabajadores a test y cuatro de ellos arrojaron resultados positivos por COVID-19, tras lo cual optó por despedirlos.

A raíz de estos hechos, la Inspección de Trabajo en La Rioja abrió un expediente por considerar que se trata de una discriminación laboral muy grave, ya que los despedidos «vieron extinguida su relación laboral por decisión unilateral de la empresa». Según relata el diario aludiendo a fuentes cercanas a Inspección, uno de los trabajadores afectados llevaba tan solo un día desarrollando labores para la compañía y el despido establece efectos previos a la fecha en la que se obtuvieron los resultados del cribado.

Ninguno de los cuatro empleados pudo acceder a la situación de incapacidad temporal por situación asimilada a accidente de trabajo, tal y como sucede con los contagiados por COVID-19, ni tampoco pudo acceder a las prestaciones de la Seguridad Social. Para más ‘inri’, la compañía no les abonó las nóminas correspondientes a las jornadas trabajadas desde que firmaron su contrato hasta la fecha de su despido.

«Buena labor de la Inspección»

Este mismo jueves, la delegada del Gobierno en La Rioja se ha felicitado por «la buena labor en la protección de los trabajadores» a través del expediente incoado por la Inspección del Trabajo en La Rioja. María Marrodán ha indicado que «la empresa ha realizado una acción discriminatoria sobre estos cuatro trabajadores».

Subir