CARTA AL DIRECTOR

«A Urgencias habría que acudir por derivación de Atención Primaria o del 112»

La falta de médicos produjo el cierre de las urgencias del CARPA la pasada noche sin previo aviso, tan solo un cartel en la puerta que indicaba que en caso de necesitar atención sanitaria habría que solicitarla mediante el 112 o acudiendo al Hospital San Pedro.

Parece que la noticia ha tenido poca trascendencia y, exceptuando en el ámbito sanitario, prácticamente nadie ha reaccionado a ella. Llevo 3 años trabajando en esta comunidad como médico residente de medicina familiar y esto me parece muy grave.

Los servicios de urgencias de Atención Primaria suponen un ahorro significativo respecto a los hospitalarios. Cuando, por ejemplo, atendemos a un paciente con dolor de tripa en las urgencias de Atención Primaria (como las del CARPA) podemos ser más conservadores e instarle a vigilar ciertos síntomas ante los cuales debería acudir al hospital. Sin embargo, si a esta misma persona la atendemos en el servicio de urgencias del San Pedro, automáticamente pensaremos “esta persona está realmente afectada por algún tipo de enfermedad grave”. Lo que nos va a llevar a realizarle más pruebas, analíticas, radiografías y un largo etcétera que no supone más que costes evitables y daños innecesarios al paciente (radiación, canalización de vías venosas, tratamiento intravenosos…).

Se podría pensar, y es algo bastante escuchado, que la decisión de a qué servicio acudir es de mera responsabilidad personal. Continuamente oyes a la gente decir cosas como “antes por esto no te llevaban a urgencias” o “la gente es que no tiene conocimiento, van a urgencias por cualquier cosa”. Pero esto no es así, se trata de un asunto de salud pública. Es importante y como tal se debería de tratar.

Por eso pido a nuestros gobernantes que actúen y no se dejen llevar por las meras estadísticas. La sanidad no es cuestión de números, no es una simple reducción de la lista de espera, ni de la cantidad de personas atendidas. Tenemos que aportar a nuestro sistema público la calidad, no solo la cantidad. Pero, durante años, ni este gobierno ni los anteriores parecen haberle dado la suficiente importancia a la atención primaria, la que es la base del sistema sanitario.

Cuando con la pandemia se ha hecho obligatorio en los puntos de atención continuada de los pueblos llamar al 112 para ser atendido, se ha visto un descenso del número de consultas. Probablemente la gente ha comprendido que los servicios de urgencias son eso, de urgencias. Sin embargo, la población de Logroño se halla en un sinsentido de tener que ser ellos quienes tomen las decisiones de a qué servicio acudir, muchas veces sin la información necesaria para poder valorarlo.

A la señora Alba y el resto de cargos de la Consejería de Sanidad les corresponde tomar las medidas oportunas pero yo les voy a hacer una propuesta. ¿No será mejor que el 112 dirija al ciudadano al servicio más adecuado para su dolencia? De esta manera a las urgencias del hospital habría que acudir, o bien por derivación de un profesional de atención primaria, o bien por indicación del 112.

¿Serán valientes y apostarán en serio por la atención primaria? ¿Ahorrarán dinero y evitarán riesgos innecesarios a la ciudadanía riojana? O, por el contrario, ¿seguirán viendo los resultados del sistema sanitario como una pura concatenación de números? Veremos…

*Puedes enviar tu ‘Carta al director’ a través del correo electrónico o al WhatsApp 602262881.

Subir