La Rioja

«Ayuntamientos: menos toros y más dinero para sanidad y cultura esencial»

La organización por la defensa de los animales AnimaNaturalis Y CAS International se han concentrado este sábado en la Plaza del Mercado para exigir a los responsables de los Ayuntamientos que dejen de subvencionar las fiestas con toros y que este dinero se destine a fortalecer la sanidad o la cultura esencial.

La Atención Primaria Riojana afronta la crisis del COVID «sin recursos para combatirla, así que pedimos que se haga un ejercicio de responsabilidad con el dinero de todos, y dejen de financiar los actos taurinos de ahora en adelante». Según AnimaNaturalis y Cas International, este total de 900.000 euros cada año, se podría destinar al coste de mantenimiento anual de 30 camas UCI, 34 respiradores, 10 profesionales de medicina generalista, 20 enfermeras de hospital, 23,6 mil tests COVID-19 y 467 mil mascarillas.

«Dejad de pagar 900.000 euros en espectáculos de maltrato animal y empezad a invertir ese dinero en cosas que de verdad necesita la sociedad», ha reclamado Inma de Imaña, coordinadora de AnimaNaturalis en La Rioja.

Cifras en La Rioja

En La Rioja, «el Ayuntamiento que más dinero destina a los actos con toros es Aldeanueva del Ebro, con 107.215,53 euros, que durante el año 2019 destinó a un total de 21 fiestas con toros en las diferentes festividades y barrios, que incluyen 5 espectáculos de toros en la plaza y 16 encierros».

Por otra parte, la organización pone el foco en el municipio donde más caros salen los festejos: «Santo Domingo de la Calzada destinó la suma de 14.980,00 euros para sólo dos espectáculos. El segundo municipio que más gasta en actos taurinos es Alfaro, que destinó 102.329,70 euros en organizar 34 espectáculos con toros, seguido de Calahorra, que destinó 100.638,47».

«Pedimos, ahora más que nunca, que todo ese dinero se destine a sanidad, empleo, ayudar a las familias vulnerables y a fortalecer la cultura esencial, la que nos une a todos los riojanos, la que no genera rechazo ni división, pero sí riqueza cultural y económica», reclama Imaña.

Subir