Crisis del Coronavirus

Los nuevos cierres perimetrales en La Rioja ya están vigentes

El confinamiento de Cervera, Autol y Pradejón, vigente hasta nuevo aviso

Desde este jueves y hasta próximo aviso, los vecinos de Cervera del Río Alhama (junto con su pedanía de Valverde), Autol y Pradejón permanecen confinados en sus municipios para tratar de poner coto a la transmisión comunitaria del virus.

Desde la pasada medianoche están en vigor las nuevas restricciones decretadas por el Gobierno de La Rioja el martes, que sitúan a Cervera en el nivel 6 de la desescalada, degradan a Autol y Pradejón al nivel 5 y colocan a Arnedo en el nivel 4.

Esto supone el ‘cierre total’ de Cervera del Río Alhama, donde toda actividad no esencial está prohibida hasta nuevo aviso. En Pradejón y Autol también se aplica el cierre perimetral y el horario de atención al público en sus establecimientos finalizará a las 5 de la tarde. En hostelería y restauración los aforos máximos serán del 30 por ciento en interiores y del 75 por ciento en exteriores. En establecimientos comerciales, de un tercio.

Por último, sí es posible entrar y salir de Arnedo, aunque las nuevas restricciones reducen los aforos máximos permitidos en el comercio y la hostelería respecto al resto de la comunidad (del 30 por ciento en interiores y del 75 por ciento en exteriores), si bien no hay limitación horaria para atender a los clientes.

Los últimos datos facilitados por la Consejería de Salud sobre la evolución epidemiológica en estos municipios refrendan la necesidad de adoptar medidas especiales para tratar de rebajar unas curvas de contagios disparadas. En Cervera del Río Alhama -que en las anteriores olas apenas sufrió contagios- la incidencia acumulada en la última semana se sitúa al filo de los 1.400 casos por cada cien mil habitantes y a 14 días se eleva hasta casi los 1.700.

Pradejón y Autol se encuentran lejos de esos registros, pero sus incidencias a siete días (de 362 y 310, respectivamente) triplican a la media regional (de 90 casos por cada cien mil habitantes). Por último, en Arnedo las cosas andan algo mejor, pero la incidencia a corto plazo también se sitúa en niveles de riesgo: 269 casos por cada cien mil habitantes.

Subir