Empresas

El Balneario de Arnedillo vuelve a la vida tras una clausura de cinco meses

Desde el año 1996, el Hotel Balneario de Arnedillo no se había cerrado ni un solo día y con la pandemia, en menos de un año, ha tenido que hacer frente a dos clausuras. Después de cinco meses sin actividad, este jueves ha vuelto a la vida. «Abrimos el 26 de junio del año pasado y hasta el 23 de octubre pudimos mantener el hotel abierto. A partir de ahí, nada», explica José Miguel Guzmán, su director.

Las ganas y la ilusión por volver han podido con ellos pero, sobre todo, «había que tomar una decisión, porque somos 85 trabajadores y 82 estaban en ERTE». El regreso se está centrando, debido al cierre perimetral, en el cliente riojano que, «aunque parezca mentira, hay muchos que no nos conocen». Como balneario, el centro cuenta con consultas médicas dadas de alta en Sanidad porque «aquí no solo viene gente a darse un baño, sino a tratamientos continuados de varios días contra la artrosis, la artritis o las reumas, en los que empleamos los famosos barros de Arnedillo». Guzmán explica que, con un certificado médico, clientes de otras comunidades pueden venir al Balneario, «los menos, porque todavía hay miedo».

Los preparativos para la apertura no han sido del todo complicados gracias a la rutina con la que ya cuenta el balneario. «El hotel sí ha sido más duro, pero en el spa la desinfección siempre ha sido primordial, con COVID y sin él». Las cabinas y los tratamientos son individuales y personalizados y cada vez que un usuario abandona un espacio se desinfecta.

Las mascarillas tampoco han sido una novedad entre los trabajadores, que ya trabajaban con ella antes de la pandemia. La situación del hotel ha sido diferente «porque hemos tenido que quitar el bufé. La forma de hacer las habitaciones también ha cambiado mucho, pero nos hemos adaptado sin problemas».

El balneario es el principal motor que mueve las 132 habitaciones que conforman el alojamiento, aunque «también hay gente que viene a disfrutar de servicios lúdicos o de tratamientos sin quedarse en el hotel». Para todos los riojanos que necesitan descansar cuerpo y mente, ya no hay disculpas: «Hemos puesto en marcha para estos días una promoción llamada ‘Si vives en La Rioja tienes un 20 por ciento de descuento’, así que animo a todos a que aprovechen la oferta entrando en la web».

Para este primer fin de semana «ya andamos al 50 por ciento de reservas, tanto en el hotel como en el balneario. A las 9 de la mañana de este jueves ya estaban en la puerta los primeros clientes. Da gusto ver cómo la gente sigue confiando en nosotros y es un alivio el poder reincorporar a parte de la plantilla, muchos de ellos, médicos, vacunados ya contra el coronavirus».

Una vuelta esperada por muchos y lo que puede ser un muy buen descubrimiento para otros. En definitiva, joyas de nuestra tierra.

Subir