La Rioja

La bandera de Calahorra pierde su reverso morado

Puede parecer increíble, pero ni el escudo ni la bandera de Calahorra están legalizadas. Se intentó el siglo pasado, pero fue imposible. Se volvió a intentar en 2014 con el PP en el Gobierno, pero tampoco se llevó a cabo. El Pleno del ayuntamiento aprobaba este lunes la legalización de los símbolos institucionales de la ciudad a la espera del plazo de posibles alegaciones que comienza a partir de este momento.

La ley dice que para poder legalizarlos debe haber un informe favorable de la Real Academia de la Historia y así lo solicitó el Ayuntamiento de Calahorra. Las técnicas municipales María Teresa Castañeda y Maria Antonia San Felipe fueron las encargadas de realizar un expediente municipal en el que se estudiaba históricamente el escudo y la bandera calagurritana. El informe ya estaba hecho desde 2014. Ya entonces sabían que existían dos posibles problemas que la Real Academia de la Historia no pasaría por alto. Uno: la corona del escudo. El otro: el reverso de la bandera calagurritana.

La corona mural

En este aspecto fue donde las técnicas tuvieron que hacer un mayor trabajo. Había que fundamentar la corona del escudo de la ciudad. Se trata de una corona mural (en forma de muralla) y no de una corona real como tienen la mayoría de los escudos municipales. Desde el consistorio se consiguió detallar que el escudo viene siendo así desde tiempo inmemorial.

La Real Academia de Historia ha entendido la excepcionalidad, ya que existe en otros escudos como el de Madrid. Así, ha dejado pasar que el escudo siga siendo con la corona mural relacionada íntimamente con la historia de la ciudad. Aún así ha propuesto una modificación menor: tanto las llagas como las lágrimas que se refieren al martirio de los Santos vaya perfilada por metales en oro.

La bandera

En cuanto a la bandera, la Real Academia de la Historia da el visto bueno al anverso propuesto por el Ayuntamiento. Es decir, una bandera blanca con una cruz roja, cargada en su centro con el escudo de la ciudad. Una bandera que ya se decía en 1.550 como debía ser: «Probeyeron que se faga una vandera grande de infantería de tafetanes entre dobles para la ciudad que tenga una cruz colorada y en medio della tenga un escudo con las armas de la ciudad».

El problema llegaba del reverso distinto de la bandera calagurritana que hasta ahora era morado con la leyenda ‘Muy noble muy leal y fiel Ciudad de Calahorra’. Luis Martínez Portillo aludía que ya desde el rey visigodo Wamba se utilizaba el morado en la bandera calagurritana pero San Felipe detalla: “No se trataba de la utilización en banderas sino en los estandartes”.

Así la Real Academia de la Historia explica que las banderas sólo deben tener una cara. En realidad, “el reverso morado es una incorrección desde el punto de vista heráldico las banderas tienen una cara. Aquí se le añadió el reverso por el pendón de Castilla pero la bandera debe ser la que dice el texto de 1550 y el resto con la leyenda que queramos poner se puede usar en reposteros o pendones. Pero la bandera es blanca y cruz colorada, que dicen nuestros antepasados” explica María Antonia San Felipe.

Ayer en el Pleno de la ciudad, el PP se opuso a la “mutilación de una parte de la bandera” y es que según Luis Martínez Portillo “nadie se esperaba que la Real Academia fuese a cambiar la bandera de la ciudad” y por eso el grupo municipal popular votó en contra del punto. La bandera será blanca con cruz colorada pero en pendones y reposteros se podrá seguir utilizando la bandera actual.

Subir