El Rioja

ARAG-ASAJA traslada las demandas de sus viticultores a la Interprofesional del Vino de España

El presidente de ARAG-ASAJA, Eduardo Pérez, ha participado esta semana en la Junta Directiva de la Interprofesional del Vino de España (OIVE) para trasladar las demandas de sus viticultores y del sector vitivinícola en general y pedir nuevas acciones dotadas de presupuesto extraordinario que ayuden a mejorar la situación actual del mercado afectado por la crisis del COVID-19.

Pérez Hoces, en sintonía con el resto de vocales de Asaja nacional, han solicitado a la OIVE trabajar conjuntamente para reclamar un mayor presupuesto tanto de la Comisión Europea como del Gobierno de España para la recuperación del sector que actualmente sigue dependiendo del control de la pandemia y de las tensiones en el comercio internacional.

En este sentido, el presidente de ARAG-ASAJA ha manifestado que, al igual que ha sucedido en otros países, es fundamental contar con un presupuesto adicional al del propio PASVE que dirija los fondos hacia las zonas productoras de vino de calidad en las que su principal canal de consumo, la hostelería y la actividad turística, se ha visto afectada por las medidas impuestas por las autoridades.

En concreto, Pérez Hoces ha reclamado más fondos y otro tipo de criterios en la aplicación de las medidas de almacenamiento privado y cosecha en verde que seguramente se pondrán en marcha este año. Para ello, cree que es fundamental «solicitar a Europa que de encaje a la cosecha en verde de forma parcial, en lugar de condicionar las posibles ayudas a la destrucción de toda la producción de la parcela».

Asimismo, ha reclamado a la OIVE mayor presupuesto para ampliar el estudio de costes de producción de uva de vinificación y mayores garantías en la aplicación de un contrato homologado con el objetivo de asegurar el cumplimiento de la Ley de Mejora de la Cadena Alimentaria.

Por último, el presidente de ARAG-ASAJA ha anunciado que, en la próxima reunión de la OIVE que tendrá lugar este mes de enero, planteará la puesta en marcha de un protocolo de buenas prácticas entre productor y bodega con el objetivo de primar a aquellas bodegas que estén adheridas a él con la concesión de ayudas públicas o ventajas administrativas.

Subir