La Rioja

A falta de coche… en trineo tirado por perros en el ‘Pirineo’ arnedano

«Esto no va a cuajar». Cuántas veces hemos oído esta frase, invierno tras invierno, cuando la noche nos sorprendía con algún copo de nieve… Y pocas veces lo hacía. Pero las previsiones que venían anunciando los expertos se han cumplido y un enorme manto blanco ha cubierto toda La Rioja, dejándonos imágenes que bien podrían corresponder a Siberia o Narnia.

Cual visionario, Óscar pasó el confinamiento de marzo construyendo un trineo. A otros le dio por la cocina o el yoga, pero este arnedano, amante de los perros, decidió fabricar un ‘vehículo’ que pudieran manejar sus dos huskies siberianos. «Siempre le ha gustado mucho el mundo de la nieve y los trineos y con varios trozos de un carrito de bebé, perfiles metálicos, dos esquís viejos y alguna que otra cosa más, en ratos sueltos, lo construyó», cuenta Antonio, su vecino.

Y, cosas de la vida, este invierno sí ha cuajado. Óscar y Antonio lo tuvieron claro desde el primer momento en el que vieron la nieve y aprovecharon la zona de huertas en la que viven, a la entrada de Arnedo, para estrenar el invento. «Primero lo probamos nosotros, a ver si aguantaba o no, y una vez comprobado que aquello funcionaba a la perfección, fue el turno de los chiquillos. Los que más lo han disfrutado», asegura.

Filomena no está, Filomena se fue, pero Antonio confía que el temporal de nieve que ha dejado a su paso «aguante este fin de semana y podamos volver a divertirnos con el trineo en el monte».

Subir