Crisis del Coronavirus

Andreu: «Cuando se incorpore todo el mundo, el ritmo de vacunación cambiará»

La presidenta de La Rioja, Concha Andreu, ha repasado en los micrófonos de la Cadena SER la situación actual de la pandemia en la comunidad tras las fiestas y ha reconocido que el Gobierno era consciente de que la población necesitaba un respiro estas navidades. «Por ello, trasladamos la responsabilidad a los ciudadanos sabiendo que en su mayoría iban a cumplir».

El problema es, según ha detallado Andreu, que «cuando falla uno, falla todo el sistema. Sabíamos que podía haber un repunte, que por cierto se adivina duro. Estamos preocupados pero a la vez conscientes y coordinados con el resto de comunidades autónomas».

La relajación en las reuniones familiares ha sido el detonante del aumento de casos en La Rioja, tal y como ha señalado la presidenta. «Antes de Navidad teníamos unos datos en picado de la curva de contagios y en cuanto la movilidad se ha puesto en marcha de nuevo hemos repuntado». Por este motivo, Andreu ha recordado que el toque de queda se adelanta a las 22 horas y las reuniones pasan a ser de seis a cuatro personas.

Preguntada por un posible confinamiento como puede llevar a cabo Castilla y León, la dirigente ha dejado claro que no es lo mismo una comunidad que otra. «Nosotros nos basamos en los datos de La Rioja. Tenemos programas digitales que nos permiten ver la previsión de lo que puede ocurrir y basándonos en los datos de cada momento tomamos las decisiones oportunas, siempre de forma coordinada e informando al resto de comunidades».

Porcentaje bajo de vacunación

Andreu ha felicitado a Asturias por haber colocado el cien por cien de sus vacunas y ha explicado que La Rioja está en un diez por ciento. «Un porcentaje aparentemente bajo pero lo estamos haciendo en coordinación con los efectivos que tenemos». La presidenta ha recalcado que el proceso de vacunación cogerá velocidad a finales de esta semana y principios de la próxima. «A finales de febrero todos los colectivos sociosanitarios estarán vacunados».

«Llevamos nuestro propio ritmo de vacunación porque faltan manos. Hay que tener en cuenta que ha sido duro estar tanto tiempo con la curva muy arriba y una fuerte presión hospitalaria y es difícil encontrar sanitarios ahora porque necesitan descansar. Cuando se incorpore todo el mundo, el ritmo cambiará», ha añadido. Además, ha hecho referencia al plan de previsión con el que cuenta La Rioja. «Lo que hemos hecho ha sido preservar la segunda dosis por si acaso ocurriera algo antes de que pasaran los veinte días de la segunda toma».

Para finalizar, la presidenta ha mostrado su total apoyo al ministro de Sanidad, Salvador Illa, de quien ha dicho que «es ejemplar y ha dado muestras de responsabilidad, por tanto confío plenamente en su capacidad para decidir dónde tiene que estar en cada momento».

Subir