Google Fonts

400: Too many fonts requested for Internet Explorer

Please request fewer web fonts for Internet Explorer or only the fonts which are used on this page. Older versions of Internet Explorer block and download ALL requested web fonts, whether they are used or not.

Requested (8) web fonts: Family{name=Montserrat, foundry=Google, namespace=api, version=v15} (style: normal, weight: 400),Family{name=Open Sans, foundry=Google, namespace=api, version=v18} (style: normal, weight: 800),Family{name=Oswald, foundry=Google, namespace=api, version=v35} (style: normal, weight: 400, {wght=400.0}),Family{name=Playfair Display, foundry=Google, namespace=api, version=v21} (style: normal, weight: 400, {wght=400.0}),Family{name=Quicksand, foundry=Google, namespace=api, version=v21} (style: normal, weight: 400, {wght=400.0}),Family{name=Raleway, foundry=Google, namespace=api, version=v18} (style: normal, weight: 400, {wght=400.0}),Family{name=Roboto Slab, foundry=Google, namespace=api, version=v12} (style: normal, weight: 400, {wght=400.0}),Family{name=Work Sans, foundry=Google, namespace=api, version=v8} (style: normal, weight: 400, {wght=900.0})

For reference, see the Google Fonts API documentation.

Crisis del Coronavirus

Una mañana de pruebas en el primer colegio riojano cerrado por COVID

Durante la mañana de este jueves, los 208 alumnos del colegio San Andrés de Calahorra y sus profesores están pasando por las pruebas PCR para evitar la propagación del virus. Un brote en el ámbito familiar que afectaba a diez menores y trece adultos provocó que el colegio tuviese que cerrar en la jornada del martes, al estar siete de sus trece aulas afectadas.

Desde las diez y media de la mañana, un grupo de sanitarios se han desplazado hasta el colegio para realizar allí las pruebas y así acercar a las familias el dispositivo. Desde el colegio se han abiertos dos accesos para colaborar con la entrada escalonada de chavales. Además las calles limítrofes han permanecido cerradas al tráfico para asegurar así el distanciamiento en la zona de los alumnos que acudían poco a poco al colegio para hacerse las pruebas.

El dispositivo se desarrollará a lo largo de la jornada y será en los próximos días cuando comiencen a llegar los resultados a las familias de los menores. Con los resultados en la mano, será la Consejería de Educación la que decida qué medidas toma.

En principio, si fuesen pocos los positivos detectados, los alumnos no contagiados podrían volver a acudir a las aulas, a excepción de los grupos burbuja que tendrán que permanecer diez días de aislamiento en casa. En el caso de que los positivos sean numerosos, se tomarían otras medidas para el centro, que ya trabaja desde el mismo día del cierre de las aulas a través de las plataformas online.

Subir