La Rioja

El Sindicato de Policías denuncia la creación de un colectivo antipolicial en Santo Domingo

Este sábado aparecía en Santo Domingo de la Calzada un coche de la Policía Local con la luna trasera destrozada y el portero automático de las dependencias policiales bloqueado.

Tras el suceso, el Sindicato Riojano de Policías y funcionarios (SRPF) ha condenado los actos violentos «esperando que se identifique al autor o autores de los hechos y respondan por sus deleznables actividades».

El sindicato ha señalado que este no es el único ataque sufrido por el cuerpo de policía calceatense en los últimos días, ya que apenas una semana apareció «una pintada despreciativa en uno de los puentes de la ciudad, en la que se podía leer: `Ratas Rabiosas del Oja 1312´». Cabe explicar que el número “1312” hace referencia al orden que ocupan las letras en el abecedario, por lo tanto se transporta como las siglas “A.C.A.B.”, acrónimo de “All Cops All Bastards” (referencia de uso mundial contra la policía desde hace décadas cuya traducción literal es “Todos los policías son unos bastardos).

«Queda constatado por tanto que en Santo Domingo de la Calzada se ha creado un colectivo antipolicial de reciente origen, y que no responde a una chiquillada inofensiva o simple vandalismo urbano».

Este movimiento contra la Policía Local aparece en un momento muy delicado, justo después de que los agentes sacasen a la luz decenas de «irregularidades en la gestión del servicio de seguridad ciudadana, y la Alcaldía, a través de su Concejal de Policía, quien respondió a estas manifestaciones con acusaciones e insinuaciones graves como que son unos mentirosos, que están en situación de baja laboral fingida para usarlo como medida de presión hacia el Ayuntamiento, que ganan mucho dinero y quieren ganar todavía más (llegando incluso a publicar en los medios de comunicación sus sueldos), o que trabajan muy poco (publicando en los mismos medios que trabajan a ciclos de siete días y que por lo tanto solo trabajan la mitad del mes».

El SRPF ha explicado que esto es debido a que en cada turno, trabajan más horas que el resto de funcionarios, por lo que trabajan menos días, pero más horas cada día, realizando por tanto las mismas horas efectivas en cómputo global.

De igual manera, la Alcaldía, a través de su Concejal de Policía manifestó públicamente que el servicio de policía con ocho agentes se cubría perfectamente, «algo completamente absurdo e irracional y que, como no podía ser de otra manera, ahora tiene como resultado el cierre de la comisaría durante infinidad de turnos, así como los tan peligrosos e inoperantes turnos unipersonales, vulnerando e incumpliendo con todo ello lo estipulado en el art.4 apartado C de la Ley 5/2010 de Coordinación de Policía Local de La Rioja, donde se deja claro que los Ayuntamientos con Cuerpo de Policía Local habrán de cubrir el servicio de forma permanente y efectiva».

Con todas estas acusaciones en las que se arroja a los agentes “a los pies de los caballos, es comprensible que germine entre la población una sensación de antipatía hacia el Cuerpo de la Policía Local». El sindicato ha indicado que algunos miembros incluso temen por su integridad, pero no la laboral, sino la privada, pues en una ciudad tan pequeña, todos se conocen y saben dónde vive cada uno, y quién es su familia. «Esta vez ha sido el coche de trabajo, pero mañana puede ser el particular».

Subir