CARTA AL DIRECTOR

Vecinos de Torresolano, en Nalda: «Queremos una recepción legal y definitiva»

Cuando en 2011 el Ayuntamiento de Nalda aprobó la recepción provisional de la urbanización Torresolano lo hizo sin exigir a la empresa que estuviera acabada la zona dotacional y deportiva vecinal, tal como establece el proyecto de urbanización Torresolano, que tiene carácter de ley y que fue publicado en el BOR.

El permiso para construir dicho proyecto de zona deportiva, valorado en 350.000 euros, fue solicitado por GSI al Ayuntamiento de Nalda, porque legalmente no podía otorgarse el permiso de habitabilidad y menos el de recepción provisional, si dicha zona no estaba construida.

La empresa no construyó dicho proyecto y sin embargo el Ayuntamiento, en una decisión que puede no ajustarse a derecho, concedió el permiso de habitabilidad y realizó la recepción provisional, es decir una decisión del Ayuntamiento de Nalda que ahorró 350.000 euros a la empresa y privó de una zona deportiva a los vecinos y vecinas de Torresolano.

En 2014 se comenzó a deslizar el muro de contención del talud sito entre la calle Monet y Tintoretto, poniendo en riesgo las viviendas y seguridad de las personas de ambas calles.

Los propietarios reclamamos a la compañía de seguros que emitió un informe dictaminando que al ser un elemento público de la urbanización correspondía arreglarlo a Solvia por ser la competente del mantenimiento de la urbanización entre la recepción provisional y definitiva.

No obstante, el arquitecto del Ayuntamiento de Nalda, en una reunión en la que estaba el representante de Solvia, entregó un escrito en el que opinaba, sin datos técnicos que lo avalaran, que dicho muro de contención era privativo de los vecinos y correspondía a estos arreglarlos.

Por lo que Solvia volvió a ahorrarse 250.000 euros en arreglar los muros. No obstante, los propietarios afectados y la asociación de vecinos denunciamos esta situación y todos los informes técnicos presentados reconocen el carácter público de dichos muros.

Ambas actuaciones, que van contra los intereses de los vecinos, cuentan con el respaldo del alcalde, es por ello que exigimos al Ayuntamiento y a su alcalde que en la negociación del proyecto de recepción definitiva primen los intereses de los vecinos y vecinas de urbanización y no los del fondo Cerberus, actual propietario.

Para ello proponemos que el proyecto de recepción definitiva respete la legalidad vigente y se negocie de forma transparente y participativa en una serie de reuniones en la que estén presentes los representantes de Cerberus, el Ayuntamiento y la Asociación de vecinos.

*Puedes enviar tu ‘Carta al director’ a través del correo electrónico o al WhatsApp 602262881.

Subir