La Rioja

«Este va a ser el peor otoño de la historia del turismo rural en La Rioja»

En pleno puente del Pilar, la ocupación media de los alojamientos rurales es 10 puntos porcentuales inferior a la registrada en 2018, que fue el último año que contó con tres días seguidos festivos en estas fechas.

La Rioja, en esta ocasión, cuenta con una ocupación aproximada del 65 por ciento, según la información recogida por ASCARIOJA (Asociación de Casas Rurales de La Rioja) este mismo viernes tal y como ha confirmado su presidente José Joaquín Sanz.

«El puente, finalmente, se ha conseguido salvar, pero la cascada de cancelaciones que hemos sufrido en septiembre ha sido brutal». Sanz señala que el verano «ha sido francamente bueno», mismas palabras que Koldo Salgado, presidente de la Asociación de Campings de La Rioja pero, «con dos meses buenos no salvamos el año».

Salgado ha confesado que para este puente del Pilar la mayor parte de reservas provenían de gente de Madrid, «pero con todo este tema político, casi más que sanitario, se han cancelado todas. Esto es un desastre. Vamos a permanecer abiertos pero damos por finalizada la temporada hasta Semana Santa».

Y es que ambos presidentes han destacado que Madrid es uno de los mercados principales en el turismo rural riojano. «El confinamiento ha hecho mucho daño. Estamos seguro de que va a ser el peor otoño de la historia del turismo en nuestra comunidad», asume Sanz. «Hay mucho nerviosismo, miedo, normativas que no quedan claras… y eso tumba al sector por completo».

Cambios en el turismo

Tras el confinamiento y el verano atípico que hemos vivido, «la gente tiene muchas ganas de salir. Las medidas restrictivas están en prácticamente todos los sitios, pero varían según comunidades y eso permite que vengan turistas de todos los rincones del país».

El presidente de ASCARIOJA reconoce que todos los viajeros llegan muy concienciados con la situación, y encuentran en el turismo rural una opción muy positiva porque tienen asegurada la naturaleza y la ausencia de grandes aglomeraciones.

«Todos buscan que la casa cuente con zonas verdes espaciosas o terraza para disfrutar del aire limpio y puro de la geografía riojana». Los propietarios de las viviendas, por su parte, siguen a raja tabla las recomendaciones sanitarias haciendo especial hincapié en la ventilación. «Intentamos mantener 48 horas de ventilación entre estancia y estancia».

Quizá está pandemia haya cambiado algunos, o muchos, hábitos en el turismo. Por ejemplo, Sanz reconoce que «los grupos que nos visitan ahora son más pequeños y están dispuestos a hacer más kilómetros siempre y cuando puedan disfrutar de un entorno seguro y lo más natural posible.

Sin ir mas lejos, este puente, los visitantes de la Comunidad Valenciana han sido los más numerosos en las casas rurales riojanas. «Por lo general vienen en verano, pero no en otoño». Además, estos días aragoneses, navarros y vascos han sido los que más ocupación han dado al turismo rural de La Rioja.

Subir