Crisis del Coronavirus

Sara Alba: «El problema de La Rioja Baja no es parcial sino del entorno de la Ribera»

«Vamos a los centros escolares y lo hacemos bien, vamos al trabajo y también lo hacemos bien. Donde nos estamos relajando es en el ámbito social y familiar y así lo reflejan los datos de contagios comprobados por nuestros rastreadores», apunta la consejera de Salud, Sara Alba, al describir la situación de la pandemia en La Rioja.

Así lo ha manifestado en una entrevista concedida a Radio Rioja (Cadena SER) este sábado, donde no ha querido perder la oportunidad de hacer un llamamiento a la ciudadanía para recordar que «se han de hacer bien las cosas todos los días y durante todas las horas del día hasta que la pandemia haya desaparecido».

Considera que La Rioja afronta una «situación grave» en materia sanitaria y señala la falta de responsabilidad constante como el motivo, marcada por una «relajación durante el verano». Sin embargo, la consejera de Salud ha afirmado que «los riojanos saben lo que hay que hacer y lo harán bien porque, mayoritariamente, son responsables».

El resultado son tres municipios riojanos confinados. Calahorra, Arnedo y Rincón de Soto. Alba ha resaltado que este «no es un problema parcial de estas localidades sino un problema de entorno y de la zona de la Ribera. Hay que mirar más allá de los límites geográficos y municipales. Esta zona en el mapa está absolutamente en rojo, pero también en Navarra y Aragón, por eso se han tomado estas medidas de contención». Unas restricciones que, por el momento, estarán vigentes hasta el próximo 8 de octubre.

Control de la Guardia Civil en Calahorra.

Mientras, en la capital las miradas se centran en los posibles efectos de las fiestas no celebradas de San Mateo: «Estamos a la espera de que se vea la cara de la pandemia tras estos días, porque sabemos que el ciclo de contagios se produce en los próximos once o catorce días. Así que estamos observando y perimetrando desde Salud Pública con todo el detalle».

La consejera de Salud prefiere no hablar de «miedo», pero ha incidido en la necesidad de «estar alerta y atentos para actuar con anticipación y contundencia, porque ahora toca ser valientes y firmes». Así, dentro del plan de contingencia se unen ahora los nuevos test de anticuerpos que el Gobierno de La Rioja ya ha recibido, «un apoyo y mejora de la capacidad de análisis y diagnóstico que resulta imprescindible».

Ante las críticas de la oposición recibidas por su nueva estructura, Alba ha expuesto su disconformidad ante unos juicios que no vayan ligados a propuestas de mejora: «Escucho y acepto las críticas políticas, pero no acabo de comprender que estas no vayan acompañadas de una segunda parte más constructiva donde se aporten proposiciones, como sí hace el Grupo Parlamentario de Ciudadanos». Palito para el PP.

Críticas que se suman a las de los profesionales sanitarios en demanda de un mayor número de efectivos y que la consejera de Salud considera «lógicas», ya que «el sistema sanitario ya venía de un profundo déficit de personal previo».

En la esfera política nacional, Alba se ha referido a la importancia de «tomar decisiones de manera consensuada, con unidad y haciendo esfuerzos por la gobernanza», después de que el Consejo Interterritorial de Salud celebrado esta semana hay dejado imágenes de «shock» y «una visión partidista que refleja una profunda irresponsabilidad».

En este sentido, la consejera confía en que la línea de colaboración vuelva a su senda «porque es la única forma de afrontar la pandemia, ya que lo contrario sería una equivocación política que pondría en riesgo al resto de ciudadanos».

Subir