La Rioja

Operación Airin: cae una banda dedicada al ‘bumping’ y el ‘impresioning’

La Guardia Civil ha desarrollado la operación ‘Airin’ en La Rioja, que se ha saldado con el desmantelamiento de un grupo delictivo itinerante, altamente especializado en el robo en viviendas mediante las técnicas del «bumping» e «impresioning». El valor de lo sustraído ascendería, entre joyas y dinero, a 65.000 euros.

La banda manipulaba el bombín de las cerraduras con llaves huecas y llaves maestras no dentadas, junto con pequeñas y finas láminas de aluminio. Conseguían así la apertura de las puertas sin dejar rastro evidente de haber sido forzadas o manipuladas.

A los seis integrantes del grupo les unen nexos familiares y todos poseen un amplio historial delictivo. De origen argelino y español, cuentan con edades comprendidas entre los 27 y 40 años. Dos de ellos permanecían en situación irregular en España, figurando una resolución de expulsión del territorio nacional por cinco años.

El grupo había establecido su base de operaciones en Bilbao. De allí se desplazaban a La Rioja para llevar a cabo su actividad delictiva de forma metódica, estructurada y bajo numerosas medidas de seguridad. Los investigadores les atribuyen diez robos en viviendas de Cenicero, Fuenmayor, Haro, Nájera y Santo Domingo de la Calzada.

Operación Airin

La operación ‘Airin’ arrancó en septiembre de 2019. Los agentes comprobaron que los robos se ejecutaban entre semana en horario de media mañana. Los ladrones aprovechaban que los moradores no estaban en casa, no dejando rastro evidente de forzar cerraduras, puertas o ventanas.

Los primeros análisis determinaron que los autores no residían en La Rioja sino que se desplazaban desde comunidades limítrofes. El instituto armado identificó primero al «escalón más bajo» y, a partir de ahí, configuró el organigrama completo. A partir de ahí, las funciones de cada uno de sus miembros, el modus operandi que empleaban y sus medidas de seguridad.

‘Bumping’ e ‘impresioning’

Mediante el ‘bumping’, lograban desbloquear los cilindros de la cerradura golpeando ligeramente una llave especial con un objeto contundente. Su segundo método era el ‘impresioning’. Este consiste en crear un «molde» de la llave legítima a partir de unas pletinas metálicas moldeables que se introducen en el interior del bombín.

Tras acceder a los inmuebles, procedían a sustraer joyas y dinero en efectivo. Antes de huir, dejaban todas las estancias tal y como se las habían encontrado al entrar. Por ello, varias víctimas no se llegaron a percatar del robo hasta pasados unos días o incluso semanas.

Una vez localizados e identificados todos los integrantes del grupo, se puso en marcha un dispositivo policial que permitió su desarticulación. Tras ello se procedió al registro de una vivienda de Bilbao y de un vehículo. La intervención deparó llaves maestras, ganzúas, varillas, papel de aluminio y otros útiles necesarios para el acceso a las viviendas.

Las actuaciones han sido puestas a disposición de la autoridad judicial que coordinaba la investigación y en conocimiento de otros cuerpos policiales, al objeto de determinar si esta célula desmantelada es autora de más robos en viviendas llevados a cabo en otras comunidades.

Subir