Crisis del Coronavirus

Primer gran lío en el fútbol de pandemia: la Copa RFEF, en el aire

Era cuestión de tiempo que la crisis sanitaria del coronavirus pusiera en jaque al fútbol riojano y el primer gran dilema se ha presentado antes de que comience el fútbol en Segunda B y Tercera: ¿Debe jugarse la semifinal de la Copa Federación, señalada para este domingo?

El duelo, que enfrenta a Casalarreina y Náxara en El Soto (el Arnedo espera en la gran final, prevista para la próxima semana), no está en el aire por el positivo de ninguno de los protagonistas, sino por el confinamiento decretado en Miranda de Ebro durante los próximos catorce días.

Sucede que el gran grueso de la plantilla casalarretera (nada menos que 17 efectivos) reside en la localidad burgalesa, cerrada a cal y canto a partir de este domingo para contener el avance del COVID-19. Y desde el conjunto riojano no saben qué hacer, porque «no existe un protocolo claro para los equipos no profesionales». ¿Podrán viajar a Casalarreina, al entender que acuden a su puesto de trabajo? ¿Debe suspenderse el encuentro? Son dudas que, por el momento, nadie sabe responder.

«Autorresponsabilidad»

Este mismo sábado la RFEF ha apelado a la «autorresponsabilidad» de clubes y jugadores para evitar contagios en la temporada más atípica hasta la fecha, 24 horas después de que el CSD diera el visto bueno al protocolo federativo.

Dicho protocolo -al menos, en lo comunicado por la Federación- determina cómo actuar ante la aparición de positivos en las plantillas del fútbol modesto, pero no alude a situaciones de confinamiento como la que debe resolver el Casalarreina. En cualquier caso, la RFEF invita a seguir los protocolos del Ministerio de Sanidad o las autoridades sanitarias autonómicas en caso de duda. ¿Se jugará el Casalarreina-Náxara de Copa Federación? Restan 24 horas para saberlo. Mientras tanto, el conjunto gualdinegro lo tiene claro: «Creemos que esto va a ser el pan nuestro de cada día».

Subir