Deportes

El COVID-19 golpea al deporte: BM Logroño, Sporting La Rioja y Campus Promete

Foto: BM Logroño

El coronavirus afecta con mucha intensidad a la sociedad riojana en esta segunda ola y el deporte no es ninguna excepción. En los últimas días, tres conjuntos riojanos han tenido que suspender sus encuentros ligueros (BM Logroño, Grafometal Sporting La Rioja y Campus Promete). La enfermedad ya ha afectado también a equipos como la UD Logroñés (no juega este fin de semana en Girona por el lío del ‘caso Fuenlabrada’) o el EDF (tuvo que suspender los entrenamientos por tres positivos). Sin embargo, la situación en el que llaman ‘deporte rey’ está estabilizada en La Rioja, al menos por ahora. No ocurre así en otras disciplinas.

El balonmano ha sido uno de los deportes más afectados con los dos conjuntos más representativos de la comunidad en cuarentena. Cuatro jugadores del BM Logroño se encuentran en cuarentena preventiva, tras haber estado en contacto con un positivo en coronavirus. En concreto, la novia de un deportista franjivino, menor de 30 años e ingresada en el Hospital San Pedro a causa de una neumonía en un pulmón. Si bien las personas mayores cuentan con más riesgo, esta es una muestra más de que la enfermedad afecta a toda la sociedad.

FOTO: Juanjo Acobi

Miguel Ángel Velasco, entrenador del equipo, se ha mostrado muy contudente en los micrófonos de Radio Rioja: «Quien no nos crea, puede pasarse por el Hospital San Pedro a ver a la novia de nuestro jugador. Yo me pregunto por qué en el balonmano no salen positivos. Hay que preguntarse por qué no salen positivos en la mayoría de equipos. Haciendo test chinos rápidos no salen positivos, nosotros hacemos PCR, quiero dejarlo claro porque estamos ya un poco cansados de todo esto; parece que solo nos pasen esas cosas a nosotros».

En el caso del Grafometal Sporting La Rioja, el equipo ha anunciado la suspensión de toda la actividad del primer equipo debido a un contacto directo con un positivo por COVID-19 y el confinamiento preventivo de todas las jugadora, a la espera de realizar pruebas PCR. Diego Molia, su presidente, explica la situación: «Esperamos que nos hagan las pruebas durante este fin de semana y los resultados tardarán un día y medio o dos días. El tema sanitario va primero y el tema deportivo lo vamos a dejar a un lado».

En ese sentido, Molia explica que su club está regido a tres protocolos: «Tenemos uno del Consejo Superior de Deportes (CSD), otro de la Federación Española de Balonmano y nuestro protocolo propio, que es todavía más estricto y por eso hemos llevado a cabo estas medidas». El directivo se muestra contento con la gestión de la Federación y de los órganos competentes y advierte: «Esto es una situación nueva y las medidas las tenemos que poner cada uno en nuestra casa».

El Promete suspende su partido ante el Zamora

El Campus Promete ha aplazado su debut ante el Zamora en el Palacio de los Deportes, debido a dos positivos en el conjunto visitante. La Real Federación Española de Baloncesto tomó está decisión debido a la «falta de garantías sanitarias». Por este mismo motivo se suspendió el Cáceres – Araski. César Aneas, el técnico, ha explicado la evolución de la situación: «Iban llegando noticias desde Zamora que no eran halagüeñas y después, la decisión del aplazamiento por parte de la Federación. Teníamos claro que esto podía pasar, nos tendremos que habituar a ello».

«El domingo tuvimos una reunión de clubes a nivel de la Liga Endesa en Bilbao con un protocolo que decía que, con tres positivos, el equipo afectado sí podía pedir el aplazamiento del partido; pero Zamora solo tiene dos en los test de la Federación. El criterio que se tenía que seguir no ha sido el que se acordó; ha sido bastante caos y esperemos no vivir estas situaciones en las próximas jornadas», explica Aneas. Además, dicha normativa obliga a los clubes a hacer una serie de test 48 horas antes de cada partido.

Fuente: Campus Promete

El problema es que esas pruebas no son uniformes: el conjunto zamorano dio dos positivos en los test de la Federación, pero «nos despertamos sabiendo que ellos por su cuenta no dieron ninguno». Por ello, el entrenador pide uniformidad en los test: «Se tiene que regular, si la FEB dice que los test válidos son los suyos, no se puede aplazar un partido por otra razón. Me tiene un poco molesto que en la reunión de Bilbao se dijo que eran tres positivos; de dos positivos no dijeron nada». Pese a todo, se muestra optimista y cree que el partido frente a Zamora se celebrará el próximo miércoles.

«Quiero ser positivo y si se regulan bien estas situaciones; habrá muchos partidos suspendidos, pero se podría acabar la liga», subraya. Eso sí, admite que es imposible la seguridad total: «Estoy tomando un café en la cafetería y estoy expuesto. Nosotros podemos controlar a nuestras jugadoras dentro de nuestras instalaciones, pero luego van a otros círculos. No podemos hacer ninguna burbuja, pero cada semana hay riesgo de que haya infectados y cuando se haga el test, será una incertidumbre cada mañana. Es algo que no se puede controlar, ni en el deporte, ni en la vida general».

Sin positivos, el Promete sigue trabajando y busca la permanencia en la máxima categoría del baloncesto español: «Somos un grupo muy joven y nuestro objetivo es coger experiencia según pase la temporada. Con la situación que hay actualmente, nos tenemos que amoldar. Pero estamos muy contentos con el equipo y trabajando muy bien con la plantilla».

La reacción institucional

Eloy Madorrán, director general de Deportes del Gobierno de La Rioja, ha dejado este viernes un mensaje contundente con respecto a la situación sanitaria del deporte riojano en Radio Rioja: «Estamos muy preocupados con respecto a la situación, los datos son malos. Somos los primeros que estaríamos encantados de que haya deporte, pero hay que darle una pensada. Estamos hablando de gente joven, que hace deporte y que físicamente está bien; el bicho no entiende de edades, de DNI o de situaciones físicas. Hay días que parece que son especialmente negros y que tenemos la nube negra».

Subir