Deportes

EDF Logroño: «El COVID-19 puede comprometer la viabilidad económica»

Foto: EDF Logroño

El EDF Logroño ha arrancado su pretemporada tras padecer tres casos de coronavirus y resta los días para el inicio la próxima Liga Iberdrola. Gerardo García León y su cuerpo técnico seguirán en el banquillo, mientras que la plantilla estará compuesta por las siguientes jugadoras: Pamela Tajonar e Isabel Longa (porteras); Lorena Valderas, Daniela Caracas, Inés Altamira, Marta Cazalla, Raquel Infante y Leti Méndez (defensas); Grace, Carolina Marín, Ana Velázquez, Silvia Ruiz, ‘Chini’, Nothando Vilakazi y Julie Tavlo (centrocampistas); Ida, Olga García, Judith, Rebeca Elloh y Jade (delanteras).

Iván Antoñanzas, el presidente de la entidad, ha mostrado su intención de comenzar con prontitud el campeonato: «Empezamos el 20 de julio, porque sacó la Federación que la liga empezaba el 5 de septiembre. Parece ser que será en octubre, han propuesto el día 18, pero intentaremos adelantarlo al 10-11». En ese sentido, ha explicado que su intención es jugar la semifinal pendiente de Copa de la Reina el próximo 4 o 5 de octubre. El club espera la llegada del protocolo por parte del Consejo Superior de Deportes (CSD) para actuar y adaptarse en consecuencia: «Si todo sale bien, nos quedan tres semanas para volver a la competición».

Aunque la mayoría de jugadoras y entrenadoras sí sean profesionales, la competición dista mucho de serlo. Pese a las dificultades, Antoñanzas ha agradecido los esfuerzos federativos: «La Federación requiere un protocolo para todas las Federaciones. Lo están haciendo muy rápido y nos recibieron a la Asociación de Fútbol Femenino (AFF). Una normativa anti-COVID que, según los estamentos de la RFEF, deberá aprobarse 30 días antes del inicio de la competición. Si se pretende empezar el 11 de octubre, pues echen cuentas…».

Un reto económico

La crisis producida por el coronavirus supondrá un enorme reto económico para el EDF Logroño y muchos clubes de la categoría: «A día de hoy, no nos han comunicado ingresos extra para paliar los mayores gastos que tenemos que hacer. El club va a ser viable hasta un momento, pero si hay que hacer test PCR y gastos adicionales, veremos si es viable o no». Situación complicada para la entidad logroñesa, que espera compaginar la supervivencia con la seguridad sanitaria.

En términos solamente deportivos, el directivo muestra su máxima confianza en la plantilla y apunta hacia próximos objetivos: «Igualar lo del año pasado en liga y tenemos también mucha ilusión por la Copa de Reina». El club llegó hasta las semifinales y debía enfrentarse al Athletic de Bilbao, pero la pandemia dejó en pausa ese duelo. El club es consciente de la ilusión que puede despertar este duelo, pero muestra precaución: «Tenemos preparada la campaña de abonados, pero hasta que no sepamos si puede haber público, queremos ser prudentes desde el club».

Y en ese sentido, reconoce que la pandemia ha aguado planes importantes a nivel social: «Nuestro pensar era aprovechar el tirón de la temporada pasada. Queríamos haber hecho 4-5-6 amistosos por cabeceras de comarca para promover el deporte femenino. No se ha podido dar, tendremos que esperar hasta que pueda mejorar la situación». El COVID supone una seria amenaza para el fútbol femenino, pero el EDF quiere pasar página y seguir escribiendo capítulos de su brillante trayectoria en la élite.

Subir