La Rioja

Iván Izco: «A nivel económico, en los primeros meses se reaccionó rápido»

Reina la incertidumbre en casi todos los sectores económicos. El futuro de la economía riojana presenta más luces que sombras y las empresas sólo pueden adaptarse a la situación. Desde la llegada de la pandemia de COVID-19 a la región, los créditos ICO, los Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) y los cierres se han disparado. Iván Izco, director de la asesoría riojana I&G Asesores, analiza la situación .

– ¿Qué han aprendido las empresas durante estos meses de confinamiento?

– Yo creo que la gente no ha aprendido del todo, pero por lo menos se han dado cuenta de que puede haber imprevistos que no tengan controlados y que les pueden afectar totalmente. El aprendizaje que tenemos que sacar es que por mucho que planifiquemos, en un mundo tan globalizado y tan interdependiente, todos tus planes se pueden venir abajo. Entonces, cuantos más plantes tengas, mejor. Hay que aprender a gestionar la incertidumbre, las dificultades.

– Ahora, cuando los números de contagios por coronavirus ascienden, ¿cuáles son las principales dudas o preocupaciones de las empresas a las que asesoran?

– Las principales dudas provienen de que si tienen un caso cercano, de un trabajador o de un familiar, cómo les va a afectar o si tienen que cerrar por cautela su negocio o si tienen que esperar a que Sanidad les llame.

No hay información al respecto. Los que pueden permitírselo o son más precavidos dicen «cerramos y eliminamos dudas». Pero los que tienen que abrir porque su negocio está yendo mal, como a todos, o tienen menos solvencia y más dificultades, se arriesgan hasta que Sanidad o alguien les avise de que tienen que cerrar o lo que sea.

Aparte está el tema económico, pero ahora mismo la mayoría de consultas se dan cuando se genera una alarma por un trabajador o familiar de trabajador positivo.

I&G Asesores. /Foto: Iván Izco

– Dentro de las empresas que asesoran, ¿hay algún sector que haya acudido de forma mayoritaria a demandar sus servicios?

– Hostelería y todo lo que depende de servicios de turismo. Son los que peor lo están pasando. Dentro de Hostelería, en el sector de eventos están las bodas y cómo les ha podido afectar. En general acude hostelería, a todos los que les obligaron a cerrar, el ocio nocturno y a los que no les obligaron pero están afectados por el recorte de horarios o por la prensa que recae sobre ellos como un foco de contagio.

Además, algunos hosteleros tienen problemas a la hora de decirles a los clientes las medidas. Se encuentran con que muchas veces no son receptivos.

– ¿En qué punto se encuentran ahora las empresas tras este fuerte impacto económico? 

– Creo que nuestras pequeñas empresas, nuestro tejido empresarial de La Rioja, está en una calma tensa. Ha venido el verano, se ha quitado el confinamiento, parecía que se quería retomar la actividad y eso se juntó con que muchas empresas en los meses malos habían solicitado ICO o tramitado ERTE. Digamos eso, hay una calma tensa: están esas dudas más tranquilas, pero hay mucha incertidumbre y muchas dudas sobre el último trimestre de 2020 y, sobre todo, en relación a 2021.

– En esta línea, ¿puede hacer una previsión sobre los meses siguientes?

– En los últimos tres meses del año creo que la situación será parecida, dependiendo de cómo vaya evolucionando la pandemia. No va a haber un Estado de alarma cómo el anterior, o eso parece, no va a haber un confinamiento total. La gente, en general, está pesimista y muy cauta. Es una época mala que nos ha tocado vivir y está concienciada de ello en gran medida.

– ¿Se puede intuir, más allá de la evolución del virus, cuándo se comenzará a ver la luz en el sector económico? ¿En ese sentido qué se está haciendo bien? ¿Qué pasos se están dando hacia delante?

– Dependerá mucho de esa posible vacuna y de cómo llegue la liquidez o las ayudas que ha ido prorrogando el Gobierno de España a todas las empresas. Una cosa que se ha hecho bien es que en los primeros meses, en general en toda Europa, se reaccionó rápido a nivel económico, y en España también. Puede ser que no guste a todos, pero se hizo lo que se hizo.

Si hay otro confinamiento y se vuelve a tratar de manera rápida la ayuda a las empresas con medidas de liquidez o de aplazamiento de impuestos reales, o con la tramitación de los ERTE, más o menos podrán aguantar otro embiste de esta pandemia. Si no se reacciona rápido, o si no hay dinero para reaccionar rápido, es cuando los problemas llegarán.

– Además de ERTE e ICO a los que se han acogido muchas empresas y que están prorrogando, ¿qué otras ayudas recomiendan desde I&G Asesores para que lleguen a los negocios riojanos?

– Creo que todas las administraciones, en la capacidad de cada una, se han puesto a dar ayudas. La Agencia de Desarrollo (ADER) por parte de La Rioja tiene un plan de reactivación que está abierto. Es una ayuda pequeña, pero algo es algo. Igual el Ayuntamiento de Logroño. Estas dos son las principales en La Rioja, a las que se suman los ERTE y los ICO.

– En un escenario de crisis económica, ¿qué recomiendan a los empresarios sobre qué deben o no hacer en sus negocios?

– Creo que lo primero que debe hacer, si su negocio es rentable, tratar de coger la liquidez y la solvencia posible, para que luego sea capaz de devolver y aguantar esta temporada. Que no le dé miedo, si su negocio es rentable, vuelvo a repetir, que se acoja a un ERTE o ICO que sea capaz de devolver y mantener el negocio en la actividad.

Si por contra, su negocio va justo de rentabilidad o de liquidez y, encima, se quiere enfrentar a un mundo que, durante los próximos años va a ser difícil, con lo justo que va más los prestamos que solicite, igual es momento de echar un paso atrás y parar.

Subir